Nazis en el PAN

Imagen que ha circulado en redes sociales y en algunos portales sobre el supuesto vinculo del PAN y el nazismo.

 

Desde el momento mismo en que Acción Nacional comenzó su vida política, también surgieron versiones que ligaban al Partido fundado por Gómez Morin, González Luna y compañía, con grupos de corte fascista. No sólo nazis, como sugiere el título de esta columna, sino secretos como el Yunque, han sido parte de acusaciones que –sorprendentemente– no han tenido una respuesta adecuada en todos estos años, apostando más a un olvido que nunca llega.


 

Herramienta nazi

Dado que el momento en que se funda el PAN, septiembre de 1939, coincidió con la segunda guerra mundial, no fue difícil relacionar los esfuerzos de dicho partido con los nazis. Cabe recordar que México era escenario de las actividades de agentes de los países aliados y de las naciones del eje, con todas sus tareas de propaganda.

 

Si bien la correspondencia entre Manuel Gómez Morin y Efraín González Luna –principales impulsores en la creación del PAN–, no deja lugar a dudas sobre su repudio a todo lo que representó el fascismo, esto no impidió que –tanto en ese entonces como años posteriores– otros militantes o simpatizantes mostraran simpatías por dictadores asesinos como Hitler.

 

Ambos personajes fueron conscientes de los problemas que generaría esa relación. El propio González Luna había sufrido de ataques en carne propia, por haber sido abogado de líderes Cristeros en Jalisco.

 

En una carta de Gómez Morin a González Luna, fechada el 19 de junio de 1941, el primero relató su enojo –con la correspondiente protesta por escrito que envió– por la publicación de un artículo del Herald Tribune firmada por Jack O’Brine, el cual señaló que “Acción Nacional es otra importante herramienta de los nazis, que cuenta con 10 mil profesionales y hombres de negocios. Está encabezado por Manuel Gómez Morin, abogado ambicioso, quién se opone fuertemente a la relación amistosa entre el gobierno de Ávila Camacho y la administración Roosevelt”.

 

El citado artículo también incluye a los Sinarquistas, que estuvieron aliados en ciertas elecciones al PAN, a quienes se le describió como “un grupo fascista que agrupa elementos disidentes de la vieja organización Cristera”, y a Acción Católica “que publica un periódico semanal en el cual aparece propaganda anti-americana jamás vista en México”.

 

Si bien no hay pruebas de que se hubiera dado una relación directa entre grupos nazis y panistas, la versión se mantuvo ante la incapacidad de Acción Nacional para aclarar este tema.

 

A finales de los 90, volvió a circular la versión pero ahora teniendo como escenario a alguna universidades públicas. La imagen retrataba a un “Partido de Acción Nazional”. Los temores de Gómez Morin se habían vuelto realidad ante la incapacidad por hacer valer la versión del PAN, lo cual se agravaría por militantes que abiertamente se declaraban admiradores de Hitler.

 

En una entrevista publicada el 23 de mayo de 2012 por el diario Reforma, Oscar Sánchez –quién posteriormente se convertiría en presidente del comité directivo estatal del PAN en el Estado de México–, se declaró admirador de Adolfo Hitler, ya que dicho personaje fue uno de los “que trascendieron en la historia, que dominaron el mundo, a lo mejor no de la manera más convincente para todos, pero admiro su liderazgo”.

 

La más reciente muestra del actuar de tales admiradores se dio en Jalisco, cuando un grupo de jóvenes se presentaron como parte del Movimiento Nacionalista del Trabajo con clara tendencia pro nazi, lo cual confirmaron en un comunicado dado a conocer en medios el pasado 2 de julio: “Sí reconocemos que realizamos una reunión y hemos hecho expresiones escritas y manifestaciones de admiración a dicha ideología”.

 

Si a eso sumamos las expresiones misoginas de los ya calificados en redes sociales como “panistas cachondos” los cuales protagonizaron un escándalo por agredir sexualmente a una mujer en el Mundial de Futbol de Brasil, entenderemos porque el PAN no puede deshacerse de esta carga negativa.

 

Pero eso es lo que pasa cuando un partido que llevaba décadas promoviendo el bien común y la educación cívica de los ciudadanos, centra sus esfuerzos en ganar elecciones recurriendo a cuadros sin preparación y convicción, pero sí demasiada ambición. Desde qué se comenzaron a cosechar éxitos electorales, los escándalos por el comportamiento de sus militantes convertidos en servidores públicos, han ido en aumento. Algo que no parece preocupar a los actuales dirigentes porque comparten eso mismo que comentamos líneas arriba: falta de preparación y convicción con mucha ambición.

 

Migajas

Siguiendo esta misma línea argumental, Pascal Beltrán del Río, @beltrandelriomx, abordó el tema incluyendo a los panistas cachondos de Brasil http://tinyurl.com/lguupl3

 

Sobre los “panistas cachondos”, hay que ver como se expresaban los anteriores y actuales funcionarios panistas en la delegación Benito Juárez http://tinyurl.com/lf67toc

 

Y que dichos panistas pudieron ir a Brasil como premio por “facilitar” una licitación a una empresa http://tinyurl.com/onyryeo

 

(Publicado en la revista Indicador Político el 14 de julio de 2014)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s