Conservador, católico y familiar

IMG_1138.JPG

¿Es en verdad el Partido Acción Nacional conservador, católico y promotor de valores familiares? En opinión de muchos, esas son sus características básicas, aunque en su historia se le ha señalado de otras cosas, al PAN se le han puesto muchas banderas que no ha sabido quitarse de encima para navegar.


 

“Nos pusieron la bandera con la que debíamos navegar”

Al PAN, como partido, se le han adjudicado un sinnúmero de calificativos a lo largo de su historia: anticardenista, católico, pro empresarial, conservador, derechista, fascista, de las buenas conciencias, de doble moral, entre muchos otros.

En diversas ocasiones, la veterana panista María Elena Álvarez de Vicencio, ha señalado que Acción Nacional ha navegado con la bandera que le pusieron sus adversarios.

Y es que después del doloroso incidente de los diputados federales en Villa Balboa, en palabras de Gustavo Madero, el Partido ha recibido en medios y, sobre todo en redes sociales, más adjetivos.

Fuera del tema anterior, lo que llama la atención es la pasividad panista para mostrar ante la sociedad lo que en verdad representan. Incluso, se da en la actualidad un debate dentro del Partido sobre si se debe definir como liberal o humanista, términos que muy pocos usan para referirse a él.
Y en otros escenarios hay un panorama parecido. Más allá de declarar estar a favor de la vida, ¿cuál es la propuesta concreta para las mujeres que son expulsadas de sus hogares o que pierden su trabajo por estar embarazadas?

¿Qué alternativas han presentado respecto a la legalización de drogas?

¿Cómo responsabilizarse, y no sólo deslindarse, por gobernantes y legisladores que han mostrado conductas contrarias al bien común?

¿Cómo pedir salarios mínimos dignos, si en la práctica su personal de base no los tiene?

Y la lista podría seguir. En corto, los panistas reconocen que no cuentan con cuadros preparados para afrontar las cuestiones mencionadas líneas arriba, pero la nómina está llena de supuestos especialistas.

Está claro que la actitud de muchos de los militantes del PAN no ayuda a definir una imagen clara de cara a los ciudadanos, pues en muchas ocasiones reciben más atención estas acciones que refuerza la idea de que el Partido es como reza el título de esta columna y no como a los propios panistas les gustaría que fuera.

Al igual que asuntos como el de los nazis —como explicamos en una columna anterior—, parece que los dirigentes están más interesados en elecciones que en cuidar la imagen del Partido, tarea en la que algunos militantes han tratado de ayudar, pero teniendo nulo reconocimiento.

En su historia, el PAN ha contado con el propio Manuel Gómez Morin, de raíces liberales; Aquiles Elorduy, un ateo convencido; Samuel Yoselevitz, diputado en la LVIII Legislatura y de religión judía; Francisco Paoli, con experiencia en la izquierda mexicana —incluso de divorciados como Germán Martínez o César Nava—; pero en lugar de presumir esta pluralidad y ser coherentes con sus principios, la respuesta es alegar una campaña de desprestigio.

 

Alianzas para 2015

Después de que distintos medios dieron la información, con base en encuestas, acerca de la intención del voto para el blanquiazul en las elecciones del año entrante —en un cuarto lugar, incluso detrás de Morena de reciente formalización—, ahora se comienza a especular con una posible alianza con el PRI con miras a quitarle posiciones al PRD en el DF y asegurar los escasos bastiones que aún conserva.

Quizá para algunos, los más críticos, esta sea la gota que derrame el vaso en lo que de seguro calificarán de una errática conducción, mencionando palabras como “traición” o “si Gómez Morin viviera…”; para otros, será la confirmación de un excesivo pragmatismo del grupo dominante en la capital del país. Pero también reflejará la desesperación por mejorar los números ante la pérdida, no sólo de posiciones, sino hasta de causas que abanderar.

Total, si ya con el PRD de aliado se ganaron las gubernaturas de Oaxaca, Puebla y Sinaloa, ¿por qué no recuperar algo en el DF de la mano del PRI?

 

Migajas

Poco a poco, se comienzan a dar a conocer algunas cifras de las firmas recabadas para la consulta sobre el salario mínimo. En su cuenta de Twitter, el secretario de fortalecimiento interno del CEN, Hugo Venancio, mencionó que del Estado de México serán 33 mil las que se aporten.

En Puebla, el portal Central informó que un supuesto militante organizó el pago de 10 pesos por firma para juntar 25 mil —por supuesto que el CDE lo desmintió.

El presidente del CEN, Gustavo Madero, adelanta los resultados que el PAN obtendrá en las elecciones 2015: 35 % de los votos en la elección federal, pasar de 114 a 200 diputados federales y ganar de tres a cuatro gubernaturas .

Quien sigue al pendiente de su ex partido es Manuel Espino, quien vaticina una reducción en la bancada del Partido en San Lázaro a 80 legisladores y que surgirán más escándalos relacionados con la conducta de militantes azules.

 

(publicado en la revista Indicador Político el 1 de septiembre de 2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s