La estrategia panista: propuestas sin candidatos carismáticos

IMG_1260.JPG

Acción Nacional, poco a poco revela sus cartas rumbo a las elecciones de 2015. La consulta popular sobre los salarios mínimos fue un primer intento para tener una bandera atractiva ante la escasez de candidatos carismáticos y la abundancia de escándalos sobre la conducta de algunos militantes.


 

En busca del mensaje

De cara al 2015, el PAN no tiene suficientes candidatos con el carisma necesario para atraer votos —a excepción de Margarita Zavala, por citar un ejemplo—, así que la estrategia debe descansar en temas que sean atractivos para el elector. De ahí que surjan propuestas como la consulta popular sobre el salario mínimo, el Sistema Nacional Anticorrupción y la construcción de su Plataforma Electoral 2015 con participación ciudadana.

Construir tal estrategia no es fácil, como quedó evidenciado con el rechazo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ante la propuesta de consultar el tema de los salarios mínimos. Previendo lo que finalmente pasó, el PAN lanzó una nueva propuesta en Anticorrupción, con un sistema nacional que otorga nuevas facultades a la Auditoria Superior de la Federación, a la vez que crea nuevas instancias.

Meterse en asuntos de inseguridad, despertaría críticas por lo hecho en el sexenio de Felipe Calderón —sobre todo si su esposa Margarita está en las boletas—, por lo que mejor se escogió un tema en el que no tengan la cola tan larga como otros partidos.

En materia económica, los resultados entregados por dos gobiernos federales panistas distan de ser algo atractivo para el grupo actual dominante en el Partido, además de que se ha usado con insistencia sin ofrecer resultados positivos para la causa azul. Lo mismo sucede con banderas históricas en ámbitos como lo social, medio ambiente o educación.

Queda la corrupción, asunto en el que pueden salir no tan raspados en comparación con el PRI, además de que es una promesa incumplida de Peña Nieto.

La Plataforma Electoral es un instrumento que le permitirá al Partido, si se utiliza bien, crear puentes con grupos sociales, pero que poco influye en la decisión final del electorado. El problema tiene que ver aquí con la “onda grupera” y la forma en que traten de utilizar esta oportunidad, marginando a militantes y ciudadanos que quieran tomar parte de la consulta.

Si en el camino a las urnas se presentan nuevos escándalos como los que conocimos durante 2014, todo el esfuerzo ser podría convertir en humo, algo difícil de controlar y que a los panistas les cuesta mucho trabajo procesar y resolver.

 

La otra cara de la moneda

Otra realidad tiene que ver con las gubernaturas que estarán en juego. En tanto que entidades como Nuevo León muestra a Margarita Arellanes como la carta fuerte del panismo para disputar el puesto al PRI, lo mismo que Luisa María Calderón en Michoacán —aunque las intenciones de Marko Cortés podrían evitar dicha candidatura— no hay claridad en San Luis Potosí, Sonora, Colima, Baja California Sur, Querétaro, Campeche ni Guerrero.

La estrategia panista descansará entonces, en un discurso que privilegiará las propuestas, en tanto sus liderazgos regionales harán recorridos apoyando a los distintos candidatos que se presenten, con una intensa campaña en medios. Cabe mencionar que, aunque han intentado construirla, el PAN no cuenta con una estructura de movilización de votantes, dependiendo de estructuras paralelas que sí tienen tal capacidad como en Puebla, Sonora o Guanajuato, donde hay gobernadores blanquiazules.

El Partido, ante la debilidad comentada líneas arriba, sufre el riesgo de convertirse en un ente dependiente de sus gobernantes, lo que incrementará las tensiones internas rumbo al 2018, sobre todo si continúan ambiciones presidenciales como las de Moreno Valle.

Como atestiguamos este año, la gran variable será los escándalos producto del comportamiento de algunos militantes, que ante una prensa adversa, serán difundidos al por mayor, particularmente en redes sociales. Qué tantos votos podrían perder los candidatos panistas es la pregunta, pues pocos dudan de que, como sucede en elecciones intermedias, sin una figura de arrastre como es el candidato presidencial, Acción Nacional ve reducir su votación y competitividad ante adversarios como Morena, PRD y la dupla PRI-Gobierno.

 

Migajas

Tanto El Universal como La Crónica, este último a través de Manuel López San Martín, retoman el tema de las pláticas que para conformar una alianza en el DF, mantienen el PAN y el PRI, esto después de que Gustavo Madero rechazó la idea y a los militantes de la capital no se les ha consultado.

La revista La Nación, luego de pasar por indefiniciones, estrena nuevo portal para tratar de ponerse al corriente con la actualidad. Se agradece que hayan puesto todos sus números para descarga.

Después de que la Corte declaró inconstitucional la propuesta de consulta popular sobre los salarios mínimos, el PAN buscará presentar —ahora en el ámbito legislativo— iniciativas sobre el tema y de paso, sobre la propia ley de consulta popular.
(Publicado en la revista Indicador Político el 10 de noviembre de 2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s