Las alianzas del PAN: una suma efímera

IMG_1307.JPG
Carlos Castillo Peraza planteó como presidente del PAN, la línea estratégica de “apostar por nosotros mismos” en momentos en que el Partido empezaba a cosechar triunfos electorales en los estados, a principios de los años 90. En las últimas dos administraciones panistas, después de su arribo al poder en el 2000, César Nava y Gustavo Madero han adoptado la línea de realizar alianzas electorales, apostando por una suma que no significa una siembra para el futuro, sino un éxito pasajero.


 

Justificación estratégica
De cara a los comicios de 2015, el temas, de los más comentados, es el de las alianzas que se están negociando entre Acción Nacional y el de la Revolución Democrática. Sin duda, es algo que ha generado polémica al interior de los dos institutos, al grado que líderes de ambos han mostrado en público su rechazo a la medida.

Como apuntó el actual diputado federal, Fernando Rodríguez Doval, en un documento de trabajo elaborado para la Fundación Preciado en 2005, al interior del PAN, la disyuntiva es entre “un mayor pragmatismo que permita avanzar electoralmente y tener acceso a un electorado más amplio, más plural y más heterogéneo; o una profundización en su doctrina e identidad para diferenciarse claramente de los demás partidos”.

Si bien la primera corriente de pensamiento ganó más espacios, luego del triunfo de Vicente Fox en 2000 de la mano del PVEM, la transformación que ha sufrido Acción Nacional ha vuelto a poner sobre la mesa de discusión el tema de las alianzas.

Entre los argumentos para defender las coaliciones, se ha presentado la necesidad de enfrentar la maquinaria electoral del PRI, en particular en estados de la República en los que no se ha tenido una alternancia en el gobierno.

Otro documento de trabajo de la Fundación Rafael Preciado Hernández, a través de su Dirección de Estudios Políticos, con motivo de las alianzas electorales que se negociaron para los comicios estatales de 2010, explicó que “las alianzas que pretende Acción nacional son producto de una necesidad apremiante: la de asegurar las mínimas condiciones de equidad electoral en esos estados en los que, producto de casi un siglo de dominación priísta, la democracia no ha podido permear en lo más profundo de la sociedad”, un argumento que se vuelve a utilizar en la actualidad.

Respecto a la compatibilidad de las alianzas con partidos de izquierda, en especial con el PRD, se señaló: “los principios del Partido enfatizan el valor de la pluralidad y del diálogo como ejes de la democracia”, para agregar que el de la Revolución Democrática “ha jugado un papel fundamental en la consolidación de la democracia mexicana” y que “del total de alianzas que en su historia ha realizado Acción Nacional el 27% las ha hecho con el PRD”.

Rodríguez Doval puntualizó que, “al interior del PAN se ha generado una polémica en la que han vuelto a poner de manifiesto posiciones encontradas. Las voces más pragmáticas sugieren que la eficacia electoral tiene que ser una de las divisas a la hora de tomar una decisión de estas características”, lo que abrió las puertas a la postulación de candidatos provenientes de otras fuerzas políticas, como han sido los casos de Héctor Ortíz, Addy Joaquin Coldwell, Andrés Bermudez, Rafael Moreno Valle, Mario López Valdés, entre otros.

No obstante, a pesar de los argumentos expuestos en párrafos anteriores, la realidad mostró que si bien el PAN ha logrado triunfos en entidades en las que no tenía presencia histórica –como fue el caso de Tlaxcala con Héctor Ortiz en 2005–, no consiguió constituirse como una opción política permanente, ni el PRI ha visto rota su hegemonía, pues regresó al paso de los años a los gobiernos estatales de los que fue desplazado. Sinaloa es otro ejemplo de esto, en donde por ganar una elección no se formalizó correctamente un programa de gobierno con raíces panistas y perredistas.

Pero lo que demuestra cómo el pragmatismo se ha apoderado de quienes llevan las riendas del panismo hoy en día, es qué en tanto se negocian con el PRD coaliciones para las diputaciones que estarán en juego en 2015 y reducir, así, la presencia del PRI en el Congreso de la Unión. En la capital del país se negocia otra alianza, ahora con el PRI en contra del PRD para arrebatarle algunos gobiernos delegacionales.

Quizá las cuentas animen a los negociadores a continuar con las pláticas, dejando para los discursos, las palabras de Castillo Peraza, aunque al final de la jornada el resultado no sea el esperado y el pragmatismo se apodere aún más del PAN, transformando totalmente al otrora partido de ideales.

 

Migajas
No pierda de vista el tweet del ex embajador de México en China, Jorge Guajardo, en el que le pide a Ricardo Anaya “dejar la complicidad” con Gustavo Madero y convertir al PAN en oposición.

El caso de Edgar Borja, ahora ex diputado local en el DF, grabado negociando un sobreprecio en la compra de pintura para quedarse con millones de pesos, obligó al PAN DF a cambiar a su prospecto para la delegación Coyoacán, en la que se pensaba en Borja para el puesto.

IMG_1275.PNG

 

 

Imagen: Morgue Files.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s