Salto a las candidaturas

2015/01/img_1648.jpg
En estos días, una de las notas más comentadas en medios de comunicación y redes sociales tiene que ver con las renuncias y licencias que funcionarios públicos y legisladores presentaron en busca de una candidatura. Se trata de un ritual que cada tres años tiene lugar en la política mexicana, mismo que refleja una de las facetas más preocupantes de nuestro sistema de partidos: la idea que el puesto ganado en elecciones, es un escalón de una carrera en la que sólo importa el beneficio personal.


 

Reglas escritas y no escritas

Tanto los partidos, la autoridad electoral, como los órganos de gobierno, establecen reglas para quienes buscan postularse en los comicios que tienen lugar en nuestro país. Lo anterior implica la aceptación de que cualquier funcionario o legislador puede buscar ser abanderado, aunque no haya concluido el cargo anterior.

En el caso del PAN, preocupa que los varios de los nombres que hace tres años pasaron por las urnas, nuevamente se postulen; otro tanto ocurre con funcionarios de gobierno de los primeros niveles de la administración pública. Esto es objeto de cuestionamiento, porque la repetición de personajes en este ámbito lleva a preguntarnos la razón de esa falta de renovación generacional, pero la onda grupera al interior de Acción Nacional y la tendencia de personajes ligados a los distintos grupos por asegurar sus “proyectos personales”, ayudan a explicar esto.

SI bien para algunos, esto continuará en tanto no entre en funcionamiento la reelección de presidentes municipales y legisladores, los llamados candidatos “chapulines” continúan generando rechazo en sectores sociales como el empresarial, el cual inició una campaña pidiendo que no se vote por ellos.

A la par de las reglas escritas, existen otras no escritas que contribuyen a definir a los abanderados. Una de ellas tiene que ver con el reparto de cuotas para los diferentes grupos al interior del Partido, gracias a negociaciones tanto a nivel local como con el CEN. Lo que sucedió con la candidatura a presidente municipal en León es ejemplo de esto.

Otra ley no escrita, tiene que ver con el otorgamiento de posiciones a militantes que buscan ser arropados por el Partido debido a cuestionamientos que estén enfrentando, se haya probado, o no, algún ilícito. El caso de Carmen Segura y los señalamientos que sufrió a su paso por la Coordinación de Protección Civil, prueba esto.

2015/01/img_1575-0.png
Algo a resaltar, es el hecho de que varios de quienes se han desempeñado como Tesoreros Nacionales, fueron colocados en candidaturas plurinominales para llegar al Legislativo, como ha sido el caso de Gabriela Ruiz del Rincón, hizo esa función en la administración de Luis Felipe Bravo Mena para pasar al Senado, o Marcos Pérez Esquer, con el mismo puesto en el periodo de Manuel Espino para, después, convertirse en diputado federal.

El proceso de postulación de quiénes ocuparán una candidatura plurinominal en Acción Nacional es opaco, en tanto no se informan las razones por las que se inscriben los nombres de los afortunados, como es el caso de los electos el pasado 12 de enero.
2015/01/img_15091.png

Plurinominales: de especialistas a peldaños

En el tema de las candidaturas a diputados plurinominales, en un inicio se pensó de manera de que especialistas en temas de interés del Partido llegaran a las cámaras, pues debido a su perfil, era difícil que ellos ganaran una elección; pero con el paso del tiempo, estas posiciones comenzaron a ser utilizadas como premio de consolación para precandidatos sacrificados o derrotados, exfuncionarios señalados en la opinión pública de cometer irregularidades, hasta el extremo de servir para que algún funcionario mantuviera espacio y presupuesto para su proyecto con miras a nuevas posiciones.

Las definiciones en Acción Nacional en esta temporada electoral, preocupan por la forma en que se procesan los nombramientos, atendiendo, en primera instancia, a la negociación de grupos y, pocas veces, a lo que convenga al Partido. No será de extrañar, por lo tanto, que los nombres que el PAN presente al electorado en el contexto de la campaña electoral 2015, resten votos en lugar de sumarlos, sobre todo porque las condiciones actuales han generado un votante más exigente y medios más vigilantes de las trayectorias de los abanderados.

Si continúa esa forma de proceder, que no se sorprendan por los resultados o, como dijera Manuel Gómez Morin, “que no haya ilusos para que no haya desilusionados”.

2015/01/img_1556.png

 

Migajas

Después de que la votación no le favoreció en la Comisión Permanente para ser candidata plurinominal, Margarita Zavala anunció que va por la dirigencia nacional del Partido.

Otro cambio en la dinámica interna del PAN, se expresa en la forma en que se preparan candidatos para iniciar las campañas, privilegiando la apariencia, como podemos ver en esta nota incluso llegando a extremos como refleja esta otra.

Como se comentó líneas arriba, la definición de candidaturas del PAN en Guanajuato pasa por la negociación entre el CEN y los panistas del estado, con todo lo que esto implica.

Publicado en la revista Indicador Político, 26 de enero de 2015.
Imágenes: Morgue Files y Twitter.

2015/01/img_1651.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s