Las dos caras de la moneda

Las dos caras de la moneda
Las dos caras de la moneda

En poco más de una semana, darán inicio las campañas a diputados federales en todo el país, las cuales se sumarán a las que con el mismo motivo llevan a cabo los candidatos a diputados locales, presidentes municipales y gobernadores en 17 entidades. Serán 60 días en los que las invitaciones a votar, así como los ataques entre los contendientes ocuparán amplios espacios en medios de comunicación y redes sociales.


 

Si usted es de quienes gusta de ejercer su derecho al voto, hay varios aspectos que debe tomar en cuenta. Y si ya está harto con el circo que los partidos están montando, también tiene alternativas para sobrevivir está temporada electoral. Así que en cualquier caso, no se vaya, pues podría cambiar de opinión conforme avancen las campañas y esta información puede serle útil.

 

A votar

En forma regular, nos preguntamos por quién votar ya cerca de la fecha señalada. Si somos partidarios de alguna formación política o seguidores de algún candidato en particular, la propaganda que se presente de los partidos no tendrá influencia en nosotros, a menos que se presente algo que se pudiera calificar de catastrófico y haga abandonar nuestra primera intención.

 

Pero si somos de ese grupo que decide las elecciones, llamado “indecisos”, conviene que nos informemos quienes son los candidatos en nuestro distrito o estado, tarea difícil si estamos en alguna de las entidades en las que hay comicios concurrentes. Los medios, redes sociales y nuestros amigos son fuentes de información para allegarnos información y comparar las virtudes y defectos de los abanderados, tarea complicada cuando se presentan hasta cuatro candidatos en algunos casos.

 

Elegir una opción y saber distinguir de la información tendenciosa de aquella que nos puede servir para tomar una decisión, es algo que puede llegar a ser complicado, en medio de una verdadero diluvio de información, que en muchos casos no sirve para ese objetivo. Contrastar las noticias que se presentan vía los medios masivos de comunicación con lo que se comenta en redes sociales, puede representar una buena práctica para ayudar en este objetivo.

 

No obstante, la decisión del elector también puede ser abstenerse, anular su voto en la urna, dejar un mensaje de protesta o sufragar de manera que sus preferencias políticas se dividan en varias opciones. Esta temporada electoral ofrece distintas opciones para el elector que busque comprometerse con alguna causa, y en las redes sociales se da cuenta de las distintas posibilidades para ello. Cada quien decide.

 

  

 

No voy a votar

Si el hartazgo por todo lo que huela a política se ha apoderado de usted, tiene opciones para sobrevivir. De entrada, aléjese de medios de comunicación y redes sociales, no vaya a ser que se cuele algún mensaje de ese tipo.

 

También es una buena oportunidad de actualizar su biblioteca, su audioteca y su videoteca. Pregunte a familiares, amigos, compañeros de trabajo y vecinos a fin de ampliar sus catálogos. También puede recurrir a servicios en línea como Netflix o algunos otros que ya están disponibles en nuestro país. Con un poco de planeación, incluso pueden llenar no sólo las tardes sino, incluso, fines de semana enteros alejándole de esas molestas transmisiones políticas.

 

Recurrir a la lectura, ya sea con medios impresos o electrónicos, es una muy buena opción, que incluso le dará tema de conversación en reuniones o juntas que eviten caer en la tentación de abordar lo que pasa en las campañas, además de que le dará un aire intelectual y prestigio.

 

Otra opción es recurrir al deporte. Puede hacer ejercicio en un parque cercano. Aunque esa opción no es muy recomendable por la forma en que los partidos tapizarán las ciudades con la propaganda, pero puede hacerlo en casa o practicar algún juego de mesa.

 

El único riesgo, es que la decisión que evita tomar lo afecte a la larga, porque si no participa en la elección de quienes harán las leyes o gobernarán, las acciones de los ahora candidatos pueden llegar a afectarlo y sea algo más pesado que quejarse por los spots, discursos o actos de campaña. Sería mejor que le dedicará algunos minutos a pensar en esto y replantear la decisión.

 

  

Conclusión

Si bien el desprestigio de la política y, en particular, de los legisladores es muy grande en el país, muchos proponen que no participar en los comicios ayudará a corregir esta faceta de nuestra vida nacional. Pero conviene preguntarnos si el no participar contribuirá a reducir la ineficacia que tanto se le critica a diputados.

Si el voto también es un arma de protesta, se podría dirigir a dónde más les duele a los políticos: la seguridad con que se conducen por la falta de consecuencias por sus actos, pues el voto puede convertirse también en un recordatorio de que así como llegaron vía unas elecciones, así pueden salir. Se trata de un primer ensayo para la reelección que estará vigente en 2018. Un votante informado e interesado puede ser la mejor medicina contra lo que para muchos es el cáncer que daña al país. El costo no es muy caro, basta informarse de las opciones y ejercer el derecho el día de la elección.

 

 

 

Cómo cambian las cosas en el #PAN, échenle un ojo a este video
 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s