Expresidente en campaña

Felipe Calderón
Felipe Calderón

La actual campaña electoral cuenta, en el caso de Acción Nacional, con varios detalles inéditos que no han sido valorados de cara al futuro: un presidente del partido con una candidatura plurinominal en la bolsa haciendo campaña, un expresidente del partido y de la República también en campaña, y varios aspirantes a la candidatura presidencial del 2018 en actos proselitistas. El PAN está en efervescencia con la mira puesta en la próxima elección, tanto en la de junio de este año como en la que tendrá lugar en tres años.


 

Presidente en campaña

La presencia de Felipe Calderón en distintas entidades del país, en apoyo de varios candidatos panistas, ha llamado la atención tanto de analistas como de los ciudadanos. Es la primera ocasión, en la historia blanquiazul, en que un expresidente de la República emanado de PAN muestra un activismo de tal naturaleza en gira por México.


La pasada elección presidencial mostró a un Vicente Fox no sólo distante, sino expresando sus simpatías por el abanderado priísta y señalando su incredulidad acerca del posible triunfo de Josefina Vázquez Mota. Ahora el panorama es distinto, Felipe Calderón se muestra en público y declarando acerca de lo que sucede en el terreno electoral, en la búsqueda de convertirse en un factor que ayude a inclinar la balanza en favor de los representantes panistas.


Su frase, luego de los reclamos priístas por su activismo, acerca de que el tricolor también podría invitar a apoyar candidatos a expresidente como Carlos Salinas de Gortari, Luis Echeverría o Ernesto Zedillo, no sólo representa el fin de la tradición no escrita que marcaba un silencio absoluto de los ex mandatarios en temas nacionales, sino también un recordatorio acerca de su valor en el campo interno blanquiazul.


 


Para nadie es un secreto el enfrentamiento que han tenido el actual presidente del Partido, Gustavo Madero, y el expresidente del Partido, Felipe Calderón, por el control de Acción Nacional. Conviene recordar los intentos de Calderón por lograr que Carlos Medina Plascencia fuera dirigente nacional blanquiazul y, ya como primer mandatario, la forma que consiguió que dos miembros de su equipo, Germán Martínez y César Nava, dirigieran al PAN. Asimismo, Madero Muñoz desea que su sucesor sea Ricardo Anaya, quien figuró como parte de su planilla en busca de su reelección y fue secretario general del CEN, antes de ser nombrado coordinador de los diputados federales panistas.


Ahora, los tres mencionados acuden cotidianamente a actos de campaña para apoyar candidatos. Si Madero apoya a Anaya para la elección interna de este año, la carta fuerte del grupo de Calderón es Margarita Zavala, quien no sólo es la esposa de Felipe, sino una panista con trayectoria y méritos propios que ha sido marginada de las candidaturas plurinominales para diputados este año.


La presencia de Margarita Zavala en distintos estados ha logrado atraer la atención y mostrar que pese a las críticas recibidas cuando Felipe fue Presidente de México, puestas ahora en su justa dimensión, tanto ella como su esposo pueden acudir a eventos públicos y recibir el respaldo ciudadano, algo que otros ex mandatarios no pueden presumir.


Cierra el grupo de aspirantes con miras en el largo plazo, el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, quien también se ha mostrado en apoyo a diversos candidatos, aunque sin la popularidad del matrimonio Calderón Zavala.


Si Vicente Fox puso la muestra de cómo trabajar una candidatura presidencial con la suficiente antelación para convertirla en algo sólido y sin competencia, la actual campaña está sirviendo para calibrar a los aspirantes al 2018, tomando en cuenta la aduana que representa la elección interna de este año. Quien piensa que la pugna Maderistas-Calderonistas estaba en pausa, deberá replantear ese escenario, pues la lucha sigue sólo que por otras vías y tejiendo acuerdos que cambiarán la configuración actual del panismo a partir del próximo 8 de junio. Madero debe estar preocupado por la perspectiva futura.

 

Migajas

Ricardo Alemán, columnista de El Universal, hizo un interesante recuento de los hechos que han convertido a la presente campaña electoral en un escenario en el que la violencia ha prevalecido.


Enrique Villareal Ramos, en Excélsior, analizó la forma en que el PAN ha dejado de capitalizar el rechazo que generaba el PRI y la razón por la que ya no sube en las encuestas.


También con miras al 2018, varios analistas han alertado la maniobra que los gobernadores de Sonora, Guillermo Padrés, y de Puebla, Rafael Moreno Valle, para figurar como candidatos suplentes a la Cámara de Diputados, uno en busca de fuero y el otro tras los reflectores para continuar su campaña al dejar la gubernatura, es una historia que aún no tiene desenlace, como lo recuerda en su columna Enrique Aranda.


Un interesante ejercicio en el que El Universal revisó las familias que más tiempo han ocupado un espacio en el Congreso, la lista la encabeza un clan panista.


Publicado en la revista Indicador Político del 18 de mayo de 2015.


Revista Indicador Político
Revista Indicador Político
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s