Migaja semanal: ¿Por quién votar?

 ¿Por quién votar?
¿Por quién votar?

A unas horas de que se lleven a cabo unas elecciones que por su complejidad, tamaño e incidencias, en particular las violentas, serán recordadas y usadas como ejemplo de lo que no debe hacerse en la materia, el ciudadano piensa si debe acudir a las urnas y, en caso de hacerlo, por quién votar.


 

Todo lo que hay que considerar

Nunca antes el votante había tenido frente a sí un conjunto de opciones en un contexto electoral como el que estamos viviendo en México. Desde los llamados de los propios partidos, con su cauda de ocurrencias, los candidatos independientes, los movimientos que lo mismo piden anular el voto, protestar con mensajes en las boletas, romper la papeleta y depositarla así en la urna, abstenerse de ejercer el sufragio, la idea del voto útil, el hacerlo de manera de repartir los sufragios para equilibrar la presencia de las fuerzas políticas en el legislativo, hasta el simple comentario de que todo esto no sirve para nada.

El ciudadano tiene frente a sí un conjunto de alternativas que puede tomar, mismas que podrían cambiar el actual panorama político de México. Quizá la discusión que menos se ha dado, es acerca de lo que está en juego en estas elecciones, pues no sólo es elegir a los gobernantes en una gran cantidad de municipios, así como a 9 gobernadores, sino la conformación de un Poder Legislativo y su relación con el Ejecutivo para la segunda mitad del sexenio.

 ¿Por quién votar?
¿Por quién votar?

Si los planes del PRI y sus aliados resultan, la mayoría en ambas cámaras está garantizada, pero de lo contrario las negociaciones con las demás fuerzas políticas, y los intereses que representan, será el pan de cada día. En esto el ciudadano tiene mucho que decir pues con su voto puede equilibrar la presencia de los partidos en el Poder Legislativo o darle más espacios a un partido de oposición.

Otro aspecto a considerar es lo de los plurinominales, los cuales llegarán a la Cámara de Diputados por el voto que demos al candidato a diputado federal del partido que los postula. Si no estamos de acuerdo con esto, podemos dar nuestro voto para algún partido o apoyar la lista que ha sido presentado.

Finalmente, el voto cruzado es válido, incluso darle un voto a un partidos pequeño para que no desaparezca, es decir, el sufragio por compasión puede darse.

En resumen, votar es un derecho que tiene repercusiones en nuestras vidas, por lo que hay que pensarlo bien por las consecuencias de una mala decisión. Lo malo es que tomar la decisión de ir a votar, en ocasiones compite con las cervezas, la botana y un partido de fútbol, total, para cómo está la política en México, que tomemos o no la decisión y votemos, para muchos es lo de menos. Al menos en este escenario podremos echarle la culpa a los otros, aunque luego nos demos cuenta que pudimos evitar que un loco, un incapaz o un corrupto llegue a gobernar nuestro municipio o delegación, o que becamos a un bueno para nada en el Legislativo, de ese tamaño es la importancia de nuestro voto.

 
Buen fin de semana y no olvide votar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s