La decisión de Margarita

IMG_3448

Margarita Zavala anunció que buscará ser candidata presidencial del PAN en 2018. Lo que hay detrás de esta decisión es un conjunto de factores que auguraban una segura derrota en el intento de ganar la dirigencia nacional del PAN, con lo que queda el camino libre para Ricardo Anaya sea el sucesor de Gustavo Madero.


 

 

Factores para la decisión

Margarita Zavala ya definió su ruta futura: ser candidata presidencial en 2018, no necesariamente por el PAN en vista de que las condiciones actuales del blanquiazul no serán las mismas dentro de 3 años. Dejar el camino libre a Ricardo Anaya no necesariamente es una buena decisión para su causa.

En primera instancia, la división interna del Partido no ha sido superada. El encono entre los diferentes grupos internos se mantiene y hasta se podría hablar de diferencias de carácter personal entre los dos principales líderes: Gustavo Madero y Felipe Calderón.

El tuit que Calderón escribió el pasado 10 de junio, en el que alude a la “coalición de intereses de Madero”, es sólo una muestra de la forma en que el pleito interno se va desarrollar.

Así que no tendría un camino fácil para avanzar en la búsqueda de la presidencia del Partido la temprana precandidata. Recuerden que no pudo obtener una candidatura plurinominal.

En segunda instancia, el padrón de militantes azules no es garantía para que alguien ajeno a los grupos que ahora controlan al Partido tenga éxito. La afiliación masiva ha generado muchas dudas sobre la pertinencia de llevar a cabo una elección interna, por lo que es previsible que el candidato de estos grupos resulte ganador.

Panistas han demandado que antes de elegir a un dirigente nacional, se haga una depuración del padrón, por lo que la idea de adelantar la votación responde a una treta para evitar tal limpieza. Además, la encargada del Registro Nacional de Miembros, Carmen Segura, ha reconocido que está en el puesto gracias a Santiago Creel, aliado de Madero.

Adicionalmente, el grupo calderonista ha sufrido bajas que no garantizan, hacia el interior del blanquiazul, esperanzas de una victoria. Senadores como Roberto Gil o Javier Lozano se han mostrado entusiastas con la candidatura de Ricardo Anaya, hasta este último calificó el anuncio de Margarita Zavala como prematuro y aludió a su falta de experiencia en materia de gobierno.

Si Margarita Zavala leyó este escenario, se comprende su decisión de buscar el 2018 ante las escasas posibilidades de este 2015. Si la puerta se le vuelve a cerrar, como cuando buscó la candidatura plurinominal, siempre estará abierta la opción de ser candidata ciudadana, vistos los resultados de gente como Manuel Clouthier, Alfonso Martínez o Jaime Rodríguez, que de ser militantes abrazaron la causa independiente y ganaron. Un camino similar podría recorrer Margarita.

Quizá el único aspecto que no ha considerado –o tal vez por eso mismo–, es lo que hará quien resulte electo como presidente azul, el próximo 16 de agosto, pues los malos resultados en el pasado proceso electoral sepultaron las intenciones de cara al 2018 del propio Madero, pero no de Rafael Moreno Valle o de algún otro gobernador que crezca en un futuro cercano, como Miguel Márquez.

Para estos grupos, Margarita Zavala sigue siendo un rival a vencer, y la definición de quien será el candidato presidencial en 2018 se hará desde la estructura partidista, que ellos controlan. A menos que haya un acuerdo entre Margarita Zavala y Ricardo Anaya –existen indicios en este sentido–, que buscaría evitar un enfrentamiento al menos en el corto plazo. Ella ha buscado tanto a Anaya como a Moreno Valle para plantearles que hay que competir pero de manera civilizada.

Muchos panistas están interesados en que, de nueva cuenta, Margarita “aguante vara”, ¿a poco no?

 

Margarita Zavala
Margarita Zavala

Segundo semestre ocupado en el PAN

Los grupos panistas, los mismos que controlan la estructura del Partido, tendrán un reacomodo a causa de los resultados electorales. El grupo de Padrés, uno de los principales apoyos de Madero, quedará disminuido, en tanto que el de Moreno Valle incrementará su influencia gracias a los apoyos que brindó en campaña a varios candidatos que ganaron.

Además, habrá que estar pendientes de la posición que asuman los nuevos gobernadores como Francisco Domínguez o Carlos Mendoza, así como Miguel Márquez. En este sentido, el descarte que el propio Madero hizo acerca de que no buscará la candidatura presidencial en 2018, habla también de que sus posibilidades sufrieron un duro revés a causa de los resultados electorales.

Asimismo, hay que considerar que habrá renovación de dirigencias estatales en Baja California Sur, Chiapas, Distrito Federal, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Yucatán y Estado de México.

Así que la segunda parte del año será todo menos tranquila para el panismo. Seguiremos abordando el tema más adelante.

Migajas

Este es el mensaje en video en el que Margarita Zavala anunció que buscará la candidatura presidencial en 2018, de la mano de ciudadanos.

​En el D.F, en busca de suceder a Mauricio Tabe, un grupo autodenominado “Panistas Independientes”, lanzaron a Rafael Guarneros como su candidato. Su bandera, recuperar al PAN.

Publicado en el Diario Indicador Político del 17 de junio de 2015.

Diario Indicador Político
Diario Indicador Político
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s