Migaja Semanal: PAN vigoroso o molido

Migaja Semanal: PAN vigoroso o molido
Migaja Semanal: PAN vigoroso o molido

En medio del proceso interno para renovar la dirigencia nacional, con un grupo parlamentario federal buscando quien se llevó el dinero, con algunas pugnas estatales que muestran que la división interna es un asunto vigente, el actual Presidente del Partido, en gira de despedida por los medios, dice que deja un partido vigoroso y que hasta le daría besos a Felipe Calderón.


Visiones encontradas

Madero asegura que deja un PAN vigoroso, pero Pancho Barrio y Josefina Vázquez Mota piensan distinto.

Entrevistado por El Universal, el actual presidente del Partido, al hacer una evaluación de su dirigencia, señala que “El PAN tiene un antes y un después de esa reforma de estatutos, y el PAN hoy es más vigoroso, más vital y más fuerte en su vida interna en todo el país”, a la vez que asegura que no está peleado con Felipe Calderón, que sólo piensa distinto y “hasta besos podría darle sin problemas”.

Así de cariñoso y positivo resultó el chihuahuense.

Pero, por otros testimonios, parece que es el único que ve las cosas de esa manera.

Para la excandidata presidencial, es necesario acabar con las pugnas al interior porque éstas han desgastado al Partido. En entrevista con El Universal, Vázquez Mota señaló que “con lo que tenemos que acabar son con estas pugnas que tanto han desgastado y lastimado, que tanto han construido decepción en la ciudadanía y que tanto ha hecho que nos castigue la ciudadanía”.

Por su parte, el exgobernador de Chihuahua, en una carta que dirigió a militantes en apoyo a Javier Corral, apuntó que después de la fuerza moral que tenía el panismo como producto de sus luchas y doctrina, “¿Qué nos queda ahora de todo eso?… Mejor ni lo digo”, para completar, en un tono coloquial dirigiéndose a sus lectores, “sabes las razones de esa debacle…Sabes que cada vez que, en aras de un beneficio político de corto plazo, hemos sacrificado los principios, le hemos dado un golpe a nuestra propia identidad y a nuestra más cara esencia; sabes que cada vez que hemos condescendido con la simulación, el engaño y la corrupción, -sean de personajes propios o extraños-, estamos pagando un alto precio de pérdida de credibilidad y que estamos, literalmente, canjeando el bien ganado respeto que varias generaciones de panistas nos construyeron y heredaron, por un repudio y un desprecio que ahora recibimos desde los más diversos ámbitos de la sociedad mexicana y que parece profundizarse y extenderse cada día”.

Lo dicho, todo es según el color del cristal con que se mira. Lo malo es que Madero no presta su cristal para otros vean su obra.

PAN quemado
PAN quemado

Si no es por dinero…

El actual grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados pasará a la historia no por su trabajo, sino por la cantidad de escándalos y desprestigio que acumuló. Temas como los “moches”, lo de Villa Balboa, entre las acusaciones más sonadas –pero no las únicas–, así como 4 coordinadores legislativos en tres años, es un balance difícil de igualar. Este grupo no podría despedirse de San Lázaro sin agregar un nuevo frente a su lista de conflictos, ahora por dinero.

Las acusaciones de malos manejos financieros, que evitarán que los pobres diputados azules reciban su “bono de salida”, han vuelto otra vez al escenario político las dudas acerca de la probidad en el manejo de los recursos económicos de connotados panistas que se han visto envueltos en polémicas similares. Como señala en su columna de El Financiero, Alejandro Sánchez, “Marcelo Torres, quien relevó en la coordinación a Anaya la semana pasada, espera el reporte de Isaías Cortés, el coordinador de finanzas del PAN que a su vez sustituyó a Martín López, implicado en el penoso escándalo e inolvidable caso “¡Ánimo Montana!” que congregó mujeres y alcohol, repasó la doble moral, mostró el despilfarro y desató traiciones al filtrarse videos que lo documentaron todo”, con lo que el tema se muestra como algo difícil de resolver.

En fin, lo único que los diputados panistas salientes demostraron es que pelean por todo: por mujeres, por dinero y hasta por ocupar ciertas posiciones.

Y mientras tanto en la campaña interna

No será un día de campo la elección interna para renovar la dirigencia del Partido. Luego del episodio de los diputados federales, Javier Corral pidió una auditoria al Grupo en San Lázaro.

Asimismo, surgieron versiones de que Rafael Moreno Valle obstaculizó la recolección de firmas de Corral en Puebla.

De exgobernadores

Los exgobernadores han sido un dolor de cabeza para el panismo. Lo mismo Vicente Fox al apoyar a Peña Nieto en 2012, que las deserciones de éstos –como ha sido el caso de Sergio Estrada Cajigal en Morelos o Fernando Elizondo en Nuevo León– o sus acciones una vez que dejaron el Poder.

En esta semana que termina, dos exmandatarios han dado nota. Por una parte, una información de El Universal da cuenta de una aprensión del presunto narcotraficante Nemesio Osegura por parte de la Secretaría de Marina, para que poco después fuera liberado por el, en ese entonces, gobernador Emilio González Márquez  –quien también es acusado de apoyar a Enrique Alfaro contra el panismo jalisciense–, noticia que fue desmentida por la dependencia militar pero que muestra la cantidad de enemigos que dejo González Márquez.

En otra historia, el exgobernador de Aguascalientes, Luis Armando Reynoso Femat, fue apresado en León, Guanajuato, por evasión fiscal, delito tipificado como no grave por no haber pagado los impuestos correspondientes a 2009, año en que obtuvo ingresos superiores a 29 millones de pesos.

Así, en el PAN deben pensar que se debe hacer con lo exgobernadores que se tiene y con los que van a llegar, como Guillermo Padrés de Sonora.

PAN hecho bolas
PAN hecho bolas

Migajas

El recién nombrado coordinador de los diputados federales azules, Marcelo Torres Cofiño, publicó un artículo en Milenio Diario en el que señala que en política debe haber “sensibilidad”, ¿le habrá dado copia a Madero?

Rafael Guarneros dará la pelea por la dirigencia del PAN en el DF. En una carta dirigida a militantes, señala: “Asumo de antemano un compromiso fundamental: trabajar para beneficio de todos los militantes y no para grupo alguno. Puedes estar seguro de que, sí me permites registrar la planilla que encabezo, el trabajo que se desarrolle será para la institución y en beneficio de lo que esperan los ciudadanos de un partido como el nuestro”. Va contra Mauricio Tabe, quien ya solicitaría licencia para competir.

Buen fin de semana

Carta de Francisco Barrio Terraza a los militantes del PAN

Estimados compañeros de partido, les saludo afectuosamente.

Y convencido de que coincidimos en nuestra preocupación por el PAN, -y a fin de cuentas, por México-, te comparto algunas reflexiones…

Empiezo por referirme al rol que el PAN había jugado durante más de medio siglo, como un antecedente indispensable para poner en su adecuada perspectiva la situación que hoy nos aqueja.

Acción Nacional, cuyos documentos fundacionales muestran, por donde los veas, un compromiso recio, indeclinable y definitivo con la dignidad de la persona humana, el bien común y la ética en la vida pública de México, se echó a cuestas, hace casi ocho décadas, la ingente tarea de dignificar la política y, por esa vía, la vida de la nación.

Plantado en ese sentido de misión y armado de las poderosas armas de sus principios de doctrina, el partido fue haciéndose de una autoridad moral como pocas veces se ha visto en nuestro país por parte de formación política alguna.

Ese fue el legado que los panistas de algunos años atrás tuvimos el privilegio de heredar.

¡Qué orgullo tan grande llegaba a sentirse por la historia y el bregar de la institución!

¡Cómo sentíamos nuestra la lucha de nuestros compañeros de partido en cualquier parte de la geografía nacional!

¡Cómo nos hermanaba el ideal de la patria ordenada y generosa¡

¡Y que poco importaban las derrotas, por más injustas y alevosas que fueran, cuando se sabía uno partícipe de un anhelo y un propósito que era de muy largo aliento y que nos trascendía a todos!

¿Qué nos queda ahora de todo eso?… Mejor ni lo digo.

Tú lo sabes tan bien como yo. Y sabes las razones de esa debacle…Sabes que cada vez que, en aras de un beneficio político de corto plazo, hemos sacrificado los principios, le hemos dado un golpe a nuestra propia identidad y a nuestra más cara esencia; sabes que cada vez que hemos condescendido con la simulación, el engaño y la corrupción, -sean de personajes propios o extraños-, estamos pagando un alto precio de pérdida de credibilidad y que estamos, literalmente, canjeando el bien ganado respeto que varias generaciones de panistas nos construyeron y heredaron, por un repudio y un desprecio que ahora recibimos desde los más diversos ámbitos de la sociedad mexicana y que parece profundizarse y extenderse cada día.

Sabes, en fin, que han sido nuestras propias decisiones; nuestras acciones y nuestras omisiones; nuestras torpezas, incongruencias y contradicciones las que nos han puesto en el estado lamentable que hoy vivimos. ¡Y qué grave que así sea! Porque éste no es solo un quebranto o una pérdida para los panistas. No, ojalá fuera solo eso… Es que, sin un PAN fiel a su tradición humanista y comprometido de veras con la ética y el bien común, México entero sale perdiendo, porque al desdibujarse el único partido que verdaderamente ha representado una opción de dignificación de la vida nacional, ¿qué nos queda como nación? ¿A cuál opción política podríamos los mexicanos todos volver ahora nuestros ojos?Es en esa perspectiva y esa óptica que tiene que entenderse la actual contienda interna por la Presidencia Nacional.

La elección del Jefe Nacional, de suyo importantísima, en las condiciones que hoy vivimos cobra un sentido y una dimensión aún mayores. Porque lo que ahora vamos a decidir los panistas de todo México es, como yo la veo, si prevalece una opción que tiene todas las probabilidades de continuar la línea de deterioro y desmantelamiento institucional que hemos vivido en los últimos años o si nos damos la oportunidad de retomar nuestras más profundas y valiosas esencias. Es, ni más ni menos, “seguir sirviendo al interés de unos cuantos o volver a tener el interés general, la búsqueda del bien común, como el quehacer primordial de nuestra institución.”

Teniéndole un aprecio sincero a Ricardo Anaya, me parece que no hay nada en su actuación de los últimos meses que nos permita pensar que podría entrarle en serio a romper los patrones dañinos que se han adueñado del partido. Y con Javier Corral, que es un hombre que no sabe andar con medias tintas, uno puede fácilmente estar de acuerdo o en desacuerdo, pero muy difícilmente alguien podría decir que carezca de la convicción y de los pantalones para atorarle a enfrentar y desarraigar prácticas que lamentablemente se han vuelto comunes en el PAN, a pesar de ser en todo contrarias a nuestra historia y a nuestros valores y principios. A mí me parece una verdad elemental, casi casi una perogrullada, que si lo que nos ha alejado de la gente y nos ha enajenado su apoyo y su respeto es el distanciamiento que hemos tenido hacia nuestras raíces, lo que el partido necesita es volver a ellas. Lo malo es que la maquinaria institucional esté apostada de manera tan ostensible en favor del candidato que parece garantizar la continuidad. Lo bueno es que haya habido quien se atreviera a desafiar al aparato partidista y a todos esos factores de poder que lo respaldan. Lo bueno, asimismo, es que muchos panistas estamos dispuestos a rebelarnos contra la cargada, la línea y la consigna, que nunca han sido parte de nuestra vida institucional.

Tenemos, pues, en nuestras manos la oportunidad invaluable de llevar a la Presidencia del Comité Ejecutivo Nacional a un panista que se atreve a decirle pan al pan y vino al vino y a luchar a brazo partido por las cosas en las que cree, que son las mismas en las que creemos muchos de los panistas de antaño, los que seguimos creyendo en la brega de eternidad, en que nuestra institución debe seguir siempre apoyándose en los motivos espirituales de que nos hablaba el fundador. Es, a no dudarlo, una oportunidad de oro. No la dejemos ir. Por el bien de la nación entera, no debemos dejarla pasar. Te invito, pues, sí a que le brindes tu voto y tu confianza a Corral. Pero, mucho más que eso, a que respaldes ésta, que es una lucha contra corriente, contra todo pronóstico, pero a favor de aquello en lo que creemos y que sabemos digno de todo esfuerzo y aún de todo sacrificio. Es, también en eso, una lucha que va con el carácter y la tradición panistas.

Fraternalmente

Francisco Barrio Terraza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s