Rumbo al debate panista

Rumbo al debate panista
Rumbo al debate panista

El próximo 30 de julio, en punto de las 19 horas, se llevará a cabo el primer debate –y tal vez el único– entre los candidatos a la Presidencia Nacional del CEN, Ricardo Anaya y Javier Corral. Se tratará de un ejercicio, pese a las expectativas, que ofrecerá poco atractivo entre un polemista nato, como es el chihuahuense, y un joven político acostumbrado a la confrontación pero no a enfrentar acusaciones como las que recibirá en este ejercicio.


Temas polémicos

Pese a los años que tiene a cuesta Acción Nacional, hay pocas experiencias en este tipo de prácticas en el contexto de la elección interna, sobre todo porque en el Partido se ha perdido la tradición deliberativa de antaño. Espacios como el Consejo Nacional, que servían para ese propósito, han perdido su esencia con las modificaciones a los estatutos, y los órganos que los han reemplazado en esa función, como la Comisión Permanente, al ser dominada por un grupo dejan de lado cualquier intento de debate.

Experiencias similares, como la que se dio en el proceso para elegir al candidato a la presidencia en 2012, no ayudaron a la imagen del Partido, por los ataques que recibió Josefina Vázquez Mota de parte de Ernesto Cordero, con argumentos que ya en la campaña electoral serían utilizados por los abanderados del PRI y del PRD.

Incluso, el debate sostenido por Ernesto Cordero y Gustavo Madero en 2014, en el marco de la primera elección con el voto directo de los militantes, fue una feria de recriminaciones, principalmente por la relación con el Gobierno de Peña Nieto, que a decir de Cordero Arroyo convirtió al PAN en una “oposición complaciente”.

Los asuntos a debatir

Con estos antecedentes, lo que se espera del debate de este ejercicio es poco. Temas como el padrón y la necesidad de depurarlo, acusaciones por la “onda grupera”, la relación con personajes como Rafael Moreno Valle saldrán a relucir, a pesar de que el presidente de la Comisión Organizadora Nacional de la Elección del Comité Ejecutivo Nacional (Conocen), Héctor Larios, señaló que serán dos las vertientes en las que se enfocarán los candidatos: El PAN y su vida interna, en primer término, y el papel del PAN en la vida nacional.

Es de esperarse, además, que ambos contendientes crucen acusaciones sobre algunos puntos “negativos” de su pasado, pues en ambos casos se puede considerar que tienen cola que les pisen.

En el caso de Corral, se podrían reciclar los señalamientos que indican actividades irregulares de familiares suyos, así como la deuda con Televisa cuando contendió por la gubernatura de Chihuahua, así como la historia que lo señala como fiel a sí mismo y que luego de recibir apoyo para ser senador en la actual legislatura de Gustavo Madero, terminó traicionándolo, episodio similar al que lo tiene enfrentado con Felipe Calderón.

Por parte de Anaya, se podría recordar aquella conversación, grabada ilegalmente, con Miguel Ángel Yunes en la que hablaban de miles, cantidad que ha sido interpretada lo mismo como dinero que como militantes recién afiliados, así como su paso por el gobierno de Francisco Garrido Patrón en Querétaro y de cómo eso le ayudó a convertirse en cacique en su estado, así como su relación con el gobernador de Puebla.

Adicionalmente, se podría decir que Corral Jurado buscará evidenciar que Anaya Cortés es la continuación del estilo de dirigir al PAN de Gustavo Madero, como parte de su llamado a la rebelión de los panistas libres, así como a presentarse como un auténtico militante, en contraste con la trayectoria de un joven que se ha hecho al amparo de los grupos que en la actualidad controlan la estructura del Partido.

En fin, temas para convertir al debate del próximo 30 de julio en algo más llamativo desde el ángulo morboso, que en un ejercicio de intercambio de ideas sobre los temas propuestos por la Conocen.

No podemos esperar más de un debate al que sólo le darán escasos 60 minutos, o menos, en un proceso electoral interno opacado por las acusaciones de un padrón abultado por la afiliación clientelar y una federación de grupos que controlan la estructura y que ya decidieron quién será el próximo dirigente nacional.

Migajas

En forma paralela, varias dirigencias estatales se renovarán también, como es el caso de la de Nuevo León, proceso en el cual el excandidato a la gubernatura, Felipe de Jesús Cantú, hizo un llamado a los tres contendientes: Mauro Guerra, Tere García de Madero y Francisco Bustillos, a dejar atrás sus intereses personales.

En la prensa, continúan los indicios de que la elección interna se llevará a cabo con padrón inflado, como se reporta en esta nota.

Ya que en este espacio abordamos la labor de Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla, vale la pena recordar los señalamientos de que su administración contrató a la empresa italiana Hacking Team para espirar incluso a militantes panistas, algo que han manejado varios medios, y que han sufrido en carne propia dirigentes como Juan Carlos Mondragón o Rafael Micalco.

Publicado en el Diario Indicador Político, 28 de julio de 2015.

Diario Indicador Político, edición 52
Diario Indicador Político, edición 52
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s