Los 7 momentos del PAN en 2015

DCF 1.0
Los 7 momentos del PAN en 2015

Cerramos el año, momento de hacer un balance de lo que ha sucedido en el entorno panista en los 12 meses que concluyen. Así, en medio de elecciones, eventos internos, decisiones que generaron lo mismo aceptación que rechazo, Acción Nacional culmina un periodo más, en medio de derrotas y victorias en las urnas, con la onda grupera como una realidad a la que muchos se han adaptado, así como algunos escándalos generados por militantes, por lo que ofrecemos los siete momentos más significativos, a nuestro juicio, del blanquiazul este 2015.


 

  1. Elecciones: derrota en Sonora

Los resultados electorales del pasado junio, no sólo arrojaron una derrota en un estado que era emblemático para el PAN –por las luchas de personajes como el Adalberto “el pelón” Rosas–, además de ser la cuna del fundador del PRI, Plutarco Elías Calles, sino que representaron abrir una caja de Pandora para dar a conocer las irregularidades que se incubaron en la administración de Guillermo Padrés, un exmandatario a quien ahora pocos defienden.

Ahora el PAN no sólo tiene que lamentarse por perder una entidad en la que históricamente ha dado algunas de sus batallas más memorables, sino que ahora deben cargar con la responsabilidad de contar con un exgobernador cuestionado y que, de forma segura, será utilizado como arma en su contra en las próximas elecciones.

 

  1. Comisión Anticorrupción

La comisión a cargo de Luis Felipe Bravo Mena, representa el intento del PAN por acabar con los escándalos derivados de acusaciones de corrupción de sus militantes. Los episodios de los famosos “moches” en la legislatura pasada, o la exhibición de casos como el de Edgar Borja, fueron parte de los motivos para recurrir a la creación de la citada comisión.

Pero, a pesar de los buenos deseos, poco se podrá avanzar en un tema en el que el Partido dejo pasar varias oportunidades para que no sólo quedara en el discurso el tema anticorrupción. Como ejemplo, aún se recuerda las acusaciones por la relación entre casineros y candidatos azules, en un contexto en el que se cuestionó la entrega de permisos desde administraciones federales del blanquiazul. A pesar de la investigación interna y la creación de una comisión, poco se avanzó y varios de los señalados se dieron el lujo de ignorarla. ¿Se repetirá la historia o ahora sí habrá resultados?

file0001171828195 (1)

  1. Renuncia de Ana Tere Aranda

La salida de la excandidata al gobierno de Puebla, es el ejemplo más claro de la transformación de la militancia azul, que pasó de ser un grupo que se enorgullecía de su pertenencia a un partido con valores, a una que se apena por ver en lo que se convirtió el PAN.

La renuncia de Aranda, al igual que la de otros militantes en distintos estados del país, representa la fuga por goteo de panistas que han visto como los valores que defendían han cambiado. A pesar de que otros integrantes del blanquiazul aún siguen hablando del legado de los fundadores y del humanismo que representan, también son muchos los que critican el pragmatismo de los dirigentes y las decisiones que se han tomado, sin mencionar los privilegios de los cargos de elección.

 

  1. La prioridad electoral

Como nunca antes, el PAN ha mostrado que si existe un tema que le interesa ese es el electoral. No sólo hablamos de la reconfiguración en el organigrama del CEN, en el que de ocuparse una sola secretaría se pasó a integrar una comisión estratégica y a ser tema de varias reuniones de la Comisión Política y de la Comisión Permanente, sino de que es lo que más tiempo y espacios ocupa al interior del blanquiazul.

IMG_2408

  1. Reacomodo en el frente grupero

La consolidación de los diferentes grupos al interior del PAN se ha dado conforme las presidencias de Madero y de Anaya responden más a los intereses de estos grupos que a los de la militancia. Las denuncias de alteración y afiliación corporativa en el padrón, aún no han encontrado adecuada atención, pues a pesar de la promesa de una reingeniería y de una comisión a cargo de Ernesto Ruffo, la realidad es que la militancia azul continúa cuestionada.

Los grupos dominan al PAN, se reacomodan a cada cambio de dirigencia y serán determinantes a la hora de elegir candidatos.

 

  1. El ascenso de Margarita

Lejos de entrar en conflicto con otros liderazgos panistas, haciendo de la paciencia su principal virtud, Margarita Zavala avanza en su búsqueda de convertirse en candidata a la Presidencia de la República en 2018.

Si bien empezó cuesta arriba, por la oposición de Gustavo Madero en el Partido, ha sabido esperar y ya comienza a cosechar, pues las menciones que ha recibido en prensa y redes sociales, además de aparecer en las encuestas como la panista con más posibilidades, son signos de que su ascenso es constante.

El 2016, por su apoyo a las campañas electorales que vienen, le ayudará en este propósito.

 

  1. El regreso de las alianzas

La política de alianzas con el PRD para 2016 y las visitas que constantemente hacen sus dirigentes a las entidades que tienen elecciones, demuestran que el PAN ahora está ocupado más en temas electorales que en otros asuntos, por lo que los acuerdos con otros partidos serán la constante para las próximas elecciones.

Dependiendo de los resultados que se obtengan, se verá si las alianzas darán frutos al blanquiazul o si, de nueva cuenta, serán un motivo más para descalificar al PAN. El reto será venderlas en forma convincente al electorado, algo que no se ha hecho de manera adecuada.

file0001787176769 (1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s