Migaja semanal: las próximas candidaturas panistas

Cuatro estampas panistas
Próximas candidaturas

Se aproxima la definición de las candidaturas conforme se acerca la fecha de la votación. Para el PAN, no es un escenario favorable el que se avecina, pues diversos factores confluyen para que se esperen resultados negativos, como viene sucediendo desde 2009. Para los dirigenes blanquiazules, la esperanza muere al último, aunque sea una dolorosa y prolongada agonía.


Chihuahua: Corral de la mano de Madero

La elección de gobernador en Chihuahua promete ser una de esas campañas en las que las acusaciones vuelen de un lado a otro. La intención de Javier Corral de buscar la candidatura azul de nueva cuenta, ha comenzado a preocupar a militantes que recuerdan muchos episodios del pasado del actual senador: sus acusaciones contra Gustavo Madero y que hoy lo tenga como aliado; su papel en la pasada ocasión en que buscó la candidatura, que dejo muchas insatisfacciones en la militancia y varios sectores sociales locales, su constante presencia en candidaturas plurinominales, por mencionar algo del catálogo de Corral.

 

El problema de Corral es que tienen enemigos al interior del PAN y fuera de él, pero el legislador se aferra a competir una vez más por un cargo en el que sus antecedentes ayudarán poco.

 

Así, habrá que prepararse para presenciar una campaña llena de acusaciones, como es el estilo de senador y del PRI.

 

Otras candidaturas

Conforme avanza el tiempo, se van delineando las candidaturas azules en las entidades en las que se renovarán las gubernatura: José Rosas Aispuro en Durango, Miguel Ángel Yunes en Veracruz, Adriana Dávila en Tlaxcala, Antonio Gali en Puebla, por mencionar las que ya se han hecho oficiales, faltando estados como Aguascalientes, Sinaloa, Oaxaca, Tamaulipas, Quintana Roo, Hidalgo, Zacatecas y la mencionada Chihuahua.

 

Aunque ya hay prospectos con muchas probabilidades de ser los abanderados azules, como Martín Orozco en Aguascalientes o Francisco García Cabeza de Vaca en Tamaulipas, con todo y alianzas en algunas entidades, el pronóstico es negativo para el panismo por cuanto que se siguen postulando a los miembros de los grupos que dominan las estructuras estatales, sin la posibilidad de que se incluyan caras nuevas; continúa la inercia de entregar la estrategia y recursos a esos mismos grupos, los cuales están más interesados en hacer negocio que en ganar una elección, como se ha visto en otros casos como Colima; asimismo, la estructura del Partido es poco competitiva en comparación con la priísta, con pocas posibilidades de éxito en entidades como Quintana Roo, Hidalgo, Oaxaca, Zacatecas o Sinaloa. Además, desde el CEN se percibe poca actividad en apoyo de los comités estatales, pues bajo una presunta subsidiariedad se trata de que los Estatales lleven el peso de la estrategia electoral, pero en muchos casos se trata de estructuras poco establecidas, con escaso personal con capacidad, menos recursos y dependientes de las decisiones que se tomen en el grupo dominante, el cual está más interesado en mantener sus posiciones que en competir de cara a la ciudadanía.

 

Las contadas excepciones en esta tendencia, como fue Querétaro el año pasado, han ayudado a que se forme un espejismo y se crea que todavía se puede ganar como sucedió en el año 2000.

 

Con todo lo anterior, se está construyendo el escenario para repetir los resultados negativos que el panismo ha venido teniendo desde 2009, año en que se destruyó lo que varios presidentes del partido habían construido en materia electoral, con recursos humanos y económicos para enfrentar cualquier reto electoral. Los datos ahí están, volverán a repetirse para confirmar la tendencia.

 

¿Por qué fracasan las alianzas?

Un ejemplo de las razones por las que fracasan las alianzas entre el PAN y el PRD nos lo dio el colaborador de Milenio, Víctor Hugo Durán, quien resume todo en una simple frase: “la buena intención que existía se fue a la basura, quisieron interponer sus intereses por encima de la llamada democrática”. Puede leer el texto aquí.

 

Así que no es de extrañar que la búsqueda de democratizar las entidades que han tenido al mismo partido gobernando desde hace 70 u 80 años, la alternancia democrática en pocas palabras, no sea el eje de este tipo de acuerdos sino la más pura ambición, un detalle muy extendido entre los militantes de todos los partidos, en especial, en este caso, del blanquiazul.

 

Por lo demás, con estos antecedentes se puede adelantar que, a diferencia de lo ocurrido hace seis años, en esta oportunidad las alianzas dejarán de ser un factor de triunfo electoral, lo que no impedirá que se vuelva a discutir el tema el año entrante en el marco de la renovación de la gubernatura en el Estado de México. Veremos.

Margarita 2018
Margarita 2018

Margarita, Yo con México

Como adelantó en su columna Enrique Aranda, Margarita Zavala arrancará su adelantada campaña rumbo al 2018 con la presentación de su plataforma Yo con México, la cual –a decir del columnista– podría ser una reedición de Amigos de Fox.

 

Un par de apuntes de Aranda llaman la atención, el primero tiene que ver con el hecho de que al interior del PAN hay lucha por controlar las estructuras del Partido, tema en el que intervienen personajes como Ricardo Anaya o Rafael Moreno Valle –así como Felipe Calderón–, lo cual es tan cierto como que eso es una de las causa por las que el blanquiazul ha perdido fuerza de cara a los ciudadanos; pero el segundo detalle de la columna, tiene que ver con lo que el autor asegura: “se libra hoy una encarnizada lucha por el control de la estructura del partido entre quienes aún aspiran a rescatar principios y valores fundacionales (ahora “bajo metralla”) y los neo-neo que no parecen tener otra cosa en mente que no sea la obtención de más y mejores beneficios de su militancia y lealtades”, pues por la forma en que se libra dicha batalla no parece que sea entre quienes quieren rescatar al partido y quienes busquen usarlo, más bien es una pelea para ver quién se queda con el botín.

Margarita 2018
Próximas candidaturas

Migajas

Vaya revuelo que causó el tema de la diputada local en Sinaloa, Lucero Guadalupe Sánchez, que obligó al Partido a pedir su separación de la bancada del PAN en la legislatura local, además de la exigencia de Felipe Calderón por explicaciones de cómo ingreso al Partido.

Lucero Sanchez PAN

El problema con dicha legisladora, para el Partido, es que en la página oficial del Congreso de Sinaloa, se puede leer que ha militado en el PAN desde 2011. Nadie en el blanquiazul ha salido a explicar el tema o a pedir que se retire dicha información de la red. De las acusaciones en contra de Sánchez López, ya le tocará a ella y a las autoridades aclarar lo que haya a lugar.

Buen fin de semana.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s