Con M de Margarita

_MG_7035_

Con la presentación de su plataforma, Yo con México, Margarita Zavala hace oficial su intención de buscar la candidatura presidencial en 2018. Con una organización que a muchos recuerda el tema de Amigos de Fox, la semana pasada Zavala Gómez del Campo reunió a buena parte de lo que se conocía como calderonismo, así como a militantes panistas y ciudadanos que creen que será una buena opción para las elecciones en dos años. Si bien los primeros pasos lucen prometedores, el camino no será fácil para la exprimera dama.


Similitudes y memes

La candidatura presidencial de Margarita Zavala se encuentra en construcción. Con la presentación de Yo con México, el pasado 24 de enero, se dio un paso importante en esa ruta.

Para Zavala Gómez del Campo, se trata de un camino que luce cuesta arriba, pues por una parte puede capitalizar el voto femenino, así como el de ciudadanos insatisfechos con las actuales opciones políticas, pues su estilo y conocimientos le ayudan a llegar a electores que analizan las alternativas antes de votar. Por otra, pretender competir con las siglas del PAN no le garantiza el triunfo, en particular si el Partido sigue dominado por los actuales grupos que controlan su estructura, los cuales dilapidan su capital político y pierden militantes aunque sea por goteo. Si se decide a hacerlo como independiente, la competencia con otros abanderados sin partido, así como contra los institutos políticos existentes, también será complicada, por los recursos con los que pueda contar para hacer realidad su proyecto y por la posible fragmentación del voto opositor en más de una opción.

Pero el tiempo, por ahora, luce como un aliado para Margarita Zavala, pues cuenta con el suficiente margen de maniobra para modificar y adecuar su discurso a los vaivenes de un electorado crítico y desencantado con la clase política actual. Incluso para modificar su estrategia, pues luego de la presentación de Yo con México, comenzaron a surgir comparaciones con Amigos de Fox –en cuanto que ambas organizaciones sirvieron como plataforma de candidaturas adelantadas–, o con la dupla Hillary Cinton-Bill Clinton.

Este tema será algo que deba revisar para que no se convierta en una piedra en el zapato durante su campaña.

Asimismo, el logotipo de su organización, una M estilizada en morado que termina de forma similar a una de las famosas prendas que utiliza Margarita Zavala, fue tomada en redes sociales como algo muy parecido a parte de la indumentaria que utilizan los sacerdotes católicos, por lo que los memes no se hicieron esperar, así como reclamos por temas como la guardería ABC o la versión de que la conducción de su campaña está a cargo de Felipe Calderón.

J8iGBboH_400x400
CZbdrqpUEAAhR_x

Sin duda se trata de temas que deberá analizar y resolver en el corto plazo, a riesgo que alguno de ello se convierta en una bola de nieve que afecte su candidatura.

En el tema de discurso, la presentación de Yo con México sirvió de escenario para que Margarita Zavala arremetiera con la dirigencia nacional blanquiazul por el tema de la diputada local en Sinaloa, Lucero Guadalupe Sánchez, sumándose a las exigencias de explicaciones de su esposo, Felipe Calderón, quien días antes pidió que se aclare el tema y se diga quien invitó a participar como candidata del PAN a la cuestionada legisladora. Zavala, además, aprovechó la ocasión para comentar que el crimen organizado ha afectado a las estructuras del Partido y, ya encarrerada, señaló que el Partido debería pedir perdón por postular a alguien con relación a Joaquín Guamán Loera, El Chapo.

Nada mal para dar nota en los medios, sólo que ha olvidado dar a conocer sus propuestas o dar razones por las cuales los votantes deben elegirla en una campaña adelantada y de frente a los otros candidatos que ya han anunciado sus aspiraciones de cara al 2018.

Así que el camino apenas empieza y el trabajo es mucho por hacer para Margarita Zavala y su equipo, así como los temas que deberá aclarar para hacerse de una imagen propia y no como parte de un proyecto conyugal, pues –sin duda– este será el primer reto que deberá enfrentar para que su candidatura no naufrague igual de temprano que su proyecto.

Margarita

 

 

Migajas

La semana pasada se podría calificar como mala para Ricardo Anaya, no sólo por las secuelas por la derrota en Colima y por el tema de la diputada local en Sinaloa, Lucero Guadalupe Sánchez, sino porque un par de articulistas lo retratan de la peor forma: En El Economista, Alberto Aguirre, habla de la debacle de Anaya, en tanto en El Universal, Roberto Rock lo exhibe como alguien más preocupado en cuidar su imagen que en conducir al Partido.

Quien se ha mantenido callado, luego de un par de entrevistas en las que opinaba de varios temas panistas, es Gustavo Madero, pues el asunto de la nominación de la calificada en algunos diarios como “chapodiputada” es algo que columnistas como Raymundo Sánchez, en La Crónica, se lo están cargando a su cuenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s