Posibilidades azules

beach-waves-sky

A menos de una semana de las elecciones del 5 de junio, Acción Nacional se prepara para un nuevo desafío electoral, en un escenario en el que las distintas administraciones panistas –tanto en el ámbito nacional como en el estatal– han hecho una apuesta elevada de cara a la renovación de 12 gubernaturas, así como de 388 diputaciones locales, 965 presidencias municipales y 60 integrantes de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México. El resultado, sin duda, impactará en las aspiraciones de algunos de los principales personajes azules rumbo al 2018.


 

Saldo electoral

Antes de revisar las posibilidades que en materia electoral tiene el Partido en los comicios que tendrán lugar el domingo 5 de junio, conviene recordar lo que en la materia ha hecho la actual dirigencia nacional.

El tema electoral es uno al que se la ha dado prioridad desde el Comité Ejecutivo Nacional panista, prueba de lo anterior es la creación de una Comisión de Estrategia Electoral a cargo de Santiago Creel –quien también es candidato a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México–, además de ser un tema recurrente en la Comisión Permanente –en la cual confluyen liderazgos como Rafael Moreno Valle, Margarita Zavala y expresidentes del Partido–, así como el mantener a la Secretaría de Elecciones que es la encargada operativa y de enlace con los comités estatales.

Asimismo, hay que considerar la concreción de alianzas electorales con el PRD en plazas como Oaxaca, Durango, Quintana Roo, Veracruz y Zacatecas, lo que ha generado algunas esperanzas de triunfo como deserciones de parte de militantes que no están de acuerdo con la medida.

En paralelo a este escenario, tenemos una lucha discreta –aunque en ocasiones alguna muestra de esta pelea sale a la luz pública– por posicionar a los aspirantes a la candidatura presidencial en 2018, lo que ha provocado que las definiciones de quienes fueron los abanderados a las gubernaturas haya sido influida por este tema, por lo que las interpretaciones acerca de quien saldrá favorecido –dependiendo los resultados del 5 de junio– no se han hecho esperar.

Es así que se puede comentar que la elección en donde todo indica que el panismo saldrá victorioso es en Puebla, como diversas encuestas han apuntado, lo que será utilizado para favorecer al bando del actual gobernador Rafael Moreno Valle.

De las 11 elecciones a gobernador restantes, la mayoría lucen muy parejas y la moneda está en el aire.

Tamaulipas y Veracruz son dos entidades en donde el blanquiazul puede ganar, lo cual podría ayudar a la causa de Ricardo Anaya, aunque la intensa competencia hará que se tenga que esperar al final de la votación para conocer el resultado.

Mención aparte merece Tlaxcala con Adriana Dávila, entidad en la que se podría dar la sorpresa en un escenario en el que la pelea es entre tres candidatos.

De las alianzas, todo apunta a que se repetirá el segundo lugar en Durango, esperando que se pueda dar la sorpresa en Quintana Roo y Oaxaca, entidades en donde la definición se dará con escaso margen de diferencia entre el primer y segundo lugar. Zacatecas se dirige a un segundo puesto aunque con posibilidades de ser tercero por el empuje de Morena.

Aguascalientes es un estado en donde el panismo se enfilaba a una victoria, pero las divisiones internas y los errores pueden costar caro, en especial en el caso de la presidencia municipal de la capital estatal.

En Chihuahua, pese al esfuerzo de Javier Corral, se confirmará que su papel no es en las competencias electorales, sino en las asignaciones plurinominales con todo y el apoyo de figuras del perredismo.

2015-06-26 11.11.23

Sinaloa es otra entidad en la que el PAN ha ido perdiendo fuerzas y quedando sin cuadros que lo hagan ver competitivo, por lo que un segundo lugar es a lo más que puede aspirar.

Finalmente, en cuanto a elecciones a gobernador, en Hidalgo –como es tradición– el PAN poco tiene que hacer, en parte por la selección de un candidato que no aportó algo positivo en la campaña, lo cual demuestra la falta de cuadros azules en dicha entidad.

Por lo que toca a Baja California, volverán los malos resultados en los municipios y la legislatura local, atendiendo a aquello que lo único que interesa al panismo estatal es retener la gubernatura.

Por último, en la Ciudad de México se refrendará que el PAN es la tercera o cuarta fuerza política en la urbe, demostrando que su oferta para la ciudadanía es escasa y que perdió la fuerza que le permitió a finales del siglo pasado aspirar a gobernar la metrópoli.

Quizá, tras los resultados que tratarán de venderse como positivos –fiel a la costumbre panista de no aceptar errores y, menos, ejercer la autocrítica–, algunas voces pidan la creación de una comisión para analizar los resultados de los comicios sin que se llegue a ningún lado.

Pero por lo menos en esta ocasión el fantasma de la renuncia, inspirado en la acción que realizó en 2009 Germán Martínez Cázares, no perseguirá a Ricardo Anaya, aunque a algunos panistas les parezca que su aspiración por el 2018 afecto el desempeño en las urnas del Partido.

 

Migajas

Otro asunto que bien podría pasar a revisión, es el de las alianzas con el PRD. Por lo pronto, Margarita Zavala y Felipe Calderón, cada quien por su lado, apuntaron que ven viable una alianza con el sol azteca en 2018, pero quién sabe qué pensarán luego de la experiencia 2016.

Siracusa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s