Coahuila, oportunidad para el PAN

file0002132596482

 

2017 será un año electoral con muchas expectativas pese al número de gubernaturas en juego, solo tres, pero con un significado especial por el momento que vive el PRI y lo que el resultado en estos comicios puede significar para el 2018. Uno de los estados que renovará su poder ejecutivo es Coahuila, en donde la familia Moreira ha establecido sus reales, lo que le da al blanquiazul el tema y la oportunidad para conquistar el gobierno de la entidad.


 

Entre deudas e inseguridad

Coahuila es uno de los pocos estados del país en donde no ha habido alternancia en el gobierno estatal. También se trata de una zona en donde el PAN representa una competencia electoral, con un pasado que nos habla de batallas por el voto memorables.

Ahora, considerando que el año que entra habrá elecciones para gobernador, podría ser la oportunidad para que Acción Nacional se alce con el triunfo si hacen bien su tarea.

En principio, siguiendo la línea de rechazo que han generado varios mandatarios priístas por sus errores o excesos, tienen ahí a los hermanos Humberto y Rubén Moreira Valdés, exgobernador el primero y actual mandatario el segundo, quienes ofrecen bastantes elementos para llevar a cabo una campaña electoral similar a las que tuvieron éxito en Veracruz, Chihuahua o Quintana Roo.

Si bien ambos mandatarios se han distinguido por controlar a la prensa estatal no lo han logrado del todo y, en el caso de Humberto, sigue arrastrando el tema de la deuda contratada durante su periodo como gobernador incluso con documentos falsos, además de su beca en España acerca de la cual no ha aclarado el origen de los recursos para una estadía sin preocupaciones económicas en Europa.

Además, el tema de la inseguridad se mantiene como una de las preocupaciones de los habitantes de la entidad.

A esto se suma que se trata de dos hermanos quienes han ejercido las dos últimas administraciones estatales, haciendo a un lado cualquier consideración acerca del nepotismo en la administración pública.

En este contexto, la oportunidad para Acción Nacional –vaya o no en una alianza– se presenta para concretar la posibilidad de arrebatar este gobierno al PRI, partido que no vive uno de sus mejores momentos en materia electoral.

Adicionalmente, no ayuda que Humberto Moreira haya demandado por “daño moral” a Sergio Aguayo, pidiendo una indemnización de 10 millones de pesos al investigador. Aguayo ha mencionado que el hecho de que sea uno de los pocos acusados por el exgobernador –también éste demandó a Pedro Ferríz de Con y al diario estatal Vanguardia por motivos similares–, es probable que se deba a la investigación que, con carácter de integrante de El Colegio de México, está realizando acerca de la matanza en Allende, Coahuila, en 2011 –fecha en que era gobernador Humberto Moreira–, sobre la que se ha denunciado a Los Zetas como responsables de cerca de 300 asesinatos.

El PAN ha comenzado a organizarse para que los aspirantes a candidatos el año entrante entren a la escena pública. Uno de ellos, quizá de los más conocidos, es Guillermo Anaya, actualmente diputado federal además de haber sido senador y presidente municipal de Torreón.

Guillermo Anaya

Goza de la simpatía de Ricardo Anaya y es compadre de Felipe Calderón, algo que quizá ningún panista pueda presumir en estos tiempos, por lo que es más que probable que él sea el abanderado del blanquiazul para la gubernatura.

En este sentido, la primera semana de julio se organizó una comida para mil asistentes en la cual Guillermo Anaya mencionó que el PAN tenía un pie dentro del Palacio de Gobierno de Coahuila y otro en Los Pinos, anticipando el tono victorioso que la eventual campaña estatal tendrá.

También llamó la atención el hecho de que Anaya mencionara en dicho evento que el PRI le ha cerrado las puertas a sus propios militantes, algo que podría evidenciar la desunión que vive el principal competidor del blanquiazul.

Así, la mesa está puesta para que Acción Nacional pueda salir victorioso de su próxima aventura electoral en dicho estado, en particular porque acudiría unido al desafío de las urnas teniendo como rival a una de las figuras más cuestionadas del priísmo: Humberto Moreira –que esperamos no siga demandando a todos los que lo critican–.

 

Migajas

Varios columnistas, como en esta ocasión José Ureña, han mencionado un pacto para que el gobierno federal priísta no persiga a exfuncionarios panistas de la administración de Felipe Calderón, pese al discurso del nuevo dirigente del PRI en el sentido de perseguir la corrupción aún en su mismo partido.

Siguiendo en este tema, también se ha comentado que lo hecho por los dos Duarte y Borgue es muy similar a algunas acciones realizadas por Rafael Moreno Valle, como atinadamente expone Maite Azuela en este artículo.

Con la novedad de que, una vez más, se buscará sentar en el banquillo de los acusados a Felipe Calderón, por crímenes de guerra y lesa humanidad, pero no esperen una resolución pronta de este caso, pues detrás de estas acusaciones lo que se busca es afectar la campaña de Margarita Zavala en 2018.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s