Comisión de piso parejo

wp_20150507_067-1

Al interior del PAN, en especial en los equipos de los aspirantes a la candidatura presidencial en 2018, comienza a circular con preocupación versiones de que el presidente del Partido podría aprovecharse del puesto y control de la estructura para apuntalar su candidatura al ejecutivo federal. Es por esto que comienzan los llamados a crear una comisión de “piso parejo”, algo que mostraría la manera que se pelea esa posición dentro del blanquiazul.


Piso parejo

El primer panista en llamar la atención acerca de lo que Ricardo Anaya estaba haciendo gracias a ser presidente del PAN, respecto a sus deseos de ser candidato presidencial en 2018, fue Gustavo Madero. En el contexto de su “ambición” –como él mismo lo aseguró– de ser presidente del Cámara de Diputados, Madero exhibió a Anaya como alguien que no cumplió con su palabra, además de exigirle que definiera sus intenciones acerca de si quiere participar o no en el proceso para definir al abanderado presidencial del Partido, pues el exdirigente nacional dijo que el ahora jefe del panismo estaba aprovechando el puesto para salir triunfante del proceso de selección de candidatos.

Y Madero sabe de lo que habla, pues como presidente de Acción Nacional aprovecho el cargo para apuntarse en la lista de candidatos plurinominales a diputados, razón por la cual él es actualmente legislador.

Es así que la declaración de Madero puso sobre la mesa de debate la manera en que el Presidente de Acción Nacional puede aprovechar el puesto no sólo para definir candidatos plurinominales o inducir el triunfo de uno de sus preferidos en las asambleas para elegir a quien competirá en las elecciones, sino para apropiarse de una candidatura.

Madero, en este contexto, pidió que se estableciera una comisión de “piso parejo” para evitar que Anaya llegue a la candidatura con todo el apoyo de la dirigencia nacional.

Poco más tarde, como se informó en las páginas del Diario Indicador Político la semana pasada, Rafael Moreno Valle –otro de los interesados en competir por la candidatura en 2018– también se sumó a la exigencia para que se forme una comisión de esa naturaleza.

Del lado de Margarita Zavala de Calderón, si bien no se ha dado una declaración en el mismo sentido de lo que piden Madero y Moreno Valle, si se ha externado preocupación por la forma en que Ricardo Anaya se beneficia con el puesto.

img_3848

Al igual que otros militantes, que incluso mandaron una carta al Presidente del PAN para evitar lo que consideran abusos, la preocupación radica en la manera en que los spots que por ley le corresponden al blanquiazul son utilizados para difundir y apuntalar la imagen del actual dirigente nacional, lo cual ya se empieza a reflejar en las encuestas que miden una posible votación para elegir al próximo presidente de la república.

Es así que, por primera vez en su historia, el panismo debate en su interior las condiciones que deben prevalecer para elegir a su próximo candidato a Presidente de México. La batalla que de manera soterrada se está dando en el Partido, ha comenzado a dar las primeras muestras de la forma en que se pelea cada palmo de terreno para preparar la candidatura en 2018.

Y es que, a diferencia de anteriores procesos, en esta ocasión el PAN podría tener una elección interna con más de tres precandidatos –en 2006 y 2012 fueron sólo tres aspirantes–, pues además de los ya mencionados en esta columna –Anaya, Zavala de Calderón y Moreno Valle– se podrían sumar algún gobernador –este año el PAN tendrá la mayor cantidad de mandatarios estatales emanados de sus filas de su historia–, como Miguel Márquez de Guanajuato, Francisco Domínguez de Querétaro, o alguno de los que están por tomar posesión como Javier Corral, sin descartar que una vez que Gustavo Madero pidió licencia a su curul, ya como parte del gobierno de Chihuahua busque competir en menos de dos años, fecha en que se realizará la elección interna azul.

Los gobernadores harán sentir su peso y serán parte de los factores que decidan la manera en que se dará el proceso para elegir candidato presidencial en 2018. Las alianzas ya se han establecido entre algunos de ellos y uno de los aspirantes que dejará el cargo próximamente para meterse de lleno a buscar la candidatura.

Todo esto presionará a Ricardo Anaya para que, como piden militantes inconformes, defina sus pretensiones y, de ser posible, se separe del cargo, aunque miembros de su equipo han asegurado que no hay en los estatutos del Partido algo que impida seguir trabajando como lo ha venido haciendo hasta ahora.

La petición de crear una comisión de “piso parejo”, es sólo un reflejo más de la manera en que se disputa la candidatura presidencial del 2018, el tema que verdaderamente importa al panismo. Su ausencia y silencio con relación a temas como el apoyo al Frente Nacional por la Familia, es muestra de donde se encuentra el interés de los militantes del blanquiazul en estos tiempos.

Migajas

El grupo de militantes reunidos en lo que se conoce como Más PAN, tendrá una reunión para analizar lo que se ha hecho en materia de depuración del padrón y combate a la corrupción dentro de las filas panistas, dos promesas de campaña de Anaya que no han dado resultado aún.

Con relación al último punto, diversos medios han comenzado a circular la versión de que el primer expediente que analice la comisión anticorrupción será el relacionado con la expresidenta municipal de Monterrey, Margarita Arellanes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s