Comienzan a definirse los interesados

debate_pan_loret

En una conversación –más que debate– en el que participaron Margarita Zavala de Calderón, Rafael Moreno Valle y Gustavo Madero, los dos primeros aceptaron su interés por buscar la candidatura presidencial panista en 2018. El balón ahora está en la cancha de Ricardo Anaya, quien debe definirse y responder al desafío de equilibrar las condiciones con las que realizará la nominación del abanderado del blanquiazul.


Definiciones

La carrera por la candidatura presidencial del PAN está a todo lo que da. Los dos principales aspirantes, Zavala de Calderón y Moreno Valle, ya aceptaron que desean obtener la postulación.

            De hecho, Margarita Zavala se encuentra preparando el terreno gracias a su organización Yo con México, que se encuentra promoviendo muy activamente todas sus actividades en redes sociales, además de organizarle eventos en varias entidades del país. Su aparición en encuestas le ha ayudado a presentarse como la opción para ganar el 2018.

            Por su parte, Rafael Moreno Valle ha estado visitando los estados del país para crear comités de apoyo, en una estrategia que recuerda otros intentos similares, a fin de contar con una estructura que le permita disputar los votos en la elección interna. Asimismo, ha declarado que, a partir del 1 de febrero del año próximo, ya sin el cargo de gobernador de Puebla, buscará abiertamente la candidatura panista.

            Se trata de dos proyectos en marcha que buscarán ganar una votación entre militantes –aunque se podrían modificar los requisitos para pasar a una elección abierta–, que muy probablemente tendrá lugar o a fines de 2017 o a principios de 2018. De la manera en que se ganen posiciones en los estados dependerá el resultado de la postulación interna, considerando que el panismo es administrado por una serie de cacicazgos en los estados que son con los que se tiene que negociar para conseguir los votos de los militantes, en particular de aquellos que fueron registrados en el padrón gracias a esos cacicazgos.

            La tan presumida depuración del padrón aún no se concreta, por lo que es incierto con que padrón se llevará a cabo la elección interna, o si se aceptará la propuesta de hacer una abierta con la ciudadanía en general con todos los riesgos que esto implica.

            Pero más allá de las estrategias que tanto Margarita Zavala de Calderón como Rafael Moreno Valle están poniendo en práctica, este tema tiene a un tercer invitado a la contienda: Ricardo Anaya.

            Para el actual dirigente nacional del panismo, la presión para definirse –al igual que ya lo hicieron los otros dos aspirantes–, así como la posibilidad de que surja una cuarta opción –principalmente de un gobernador–, va a generar una reacción entre su equipo debido a que son varias las exigencias para que muestre sus cartas y, de ser necesario, renuncie a la presidencia del blanquiazul para buscar su camino en esta contienda interna.

            Sin los apoyos que pudiera recibir gracias a contar con el respaldo de un gobierno estatal o de una estructura paralela, o con una asociación que sirva de plataforma para sus aspiraciones que incluye a un expresidente de la república, a Anaya Cortés le queda como alternativa permanecer en el Comité Ejecutivo Nacional para, desde esa posición, mantenerse en la contienda interna.

            Sin duda, se trata de un plan arriesgado en la medida en que la oposición interna, así como las críticas y exigencias para que renuncie y busque las candidaturas sin el puesto actual, lo presionen para hacer pública su intención de competir en el 2018, además de que tendrá que ceder en la medida en que se vea acorralado por los otros dos aspirantes, pues como Presidente nacional del PAN le corresponde conducir el proceso interno y supervisar el nombramiento de la comisión de elección que le tocará organizar la votación de militantes, algo en lo que no puede ser juez y parte.

            Pero Anaya sabe que, de no quedarse hasta el último momento posible en el CEN, sus posibilidades de ser competitivo son escasas, pues no cuenta con apoyos como los de sus adversarios internos, o una plataforma propia, además de que los enemigos que ha sembrado desde que llegó al CEN como Secretario General esperan la posibilidad de cobrarse algunas afrentas.

            Antes las fortalezas que han mostrado Zavala y Moreno Valle, Anaya se encuentra en un momento de definición. La manera en que trace su estrategia, a la luz de las cartas mostradas por sus adversarios, enseñará si considera que cuenta con los apoyos suficientes para disputar una candidatura que tiene amplias posibilidades de ganar en 2018, lo cual es su principal motivación a pesar de los reclamos.

            El queretano debería evaluar si sus aspiraciones no le resultarán caros a un partido que no se caracteriza por su unidad, lo cual mermaría en las opciones de triunfo para la próxima elección presidencial, pues de empeñarse en continuar buscando la candidatura desde la presidencia del partido puede contribuir a una división interna que haga realidad una derrota.

6fce88daa0e447f2657da9f5f10032e0_xl

Migajas

Ante la posibilidad de que Josefina Vázquez Mota sea la candidata del PAN –con o sin alianza– a la gubernatura del Estado de México, los trascendidos ya comenzaron a darle la bienvenida. En El Universal se comentó que el magisterio estatal no olvida su paso por la SEP y que sería una piedra en su camino, en tanto que en Milenio Diario se abordó el tema de supuestas irregularidades de su fundación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s