Detrás de la inconformidad contra Anaya

anaya

La carta que dieron a conocer varios militantes esconde en realidad un escenario de confrontación en el que se disputa la candidatura presidencial. Algunos datos muestran que la argumentación en contra de las supuestas aspiraciones de Ricardo Anaya no tiene mucho sustento y, en contraste, los promotores de la misiva buscan descarrilar a quien consideran el rival más serio de Margarita Zavala de Calderón.


Aspiraciones

Empecemos con una pregunta provocativa en este debate, ¿es antiético o contrario a las normas internas panistas que un presidente nacional del Partido en funciones busque también convertirse en candidato? Algunas experiencias en la historia blanquiazul nos muestran que eso no ha generado la polémica que ahora se ha desatado.

img_9840Si bien los promotores de la carta que se dio a conocer el pasado 23 de octubre argumentan que es “incompatible” ejercer la presidencia nacional del PAN y la pretensión de construir “un proyecto político como aspirante a la Presidencia de la República, porque quien debiera fungir como armonizador y árbitro de las aspiraciones, se convierte en factor de tensión, inequidad y de abuso de poder”, olvidan que en Acción Nacional existen órganos internos que sirven de contrapeso a ese tipo de acciones, mismos que son formados por militantes de todos los grupos.

Que Ricardo Anaya ha aprovechado las ventajas que el puesto le permite, incluso utilizando los recursos a su alcance, es algo que no se puede negar y que se refleja en las encuestas, columnas y espacios de análisis, en los cuales el queretano ya es visto como potencial competidor de cara al 2018.

Pero también los redactores de la carta que mencionamos deberían recordar que en la

jose-gonzalez-torres
José González Torres

historia panista ya se dio el caso de presidentes del Partido que buscaron ser candidatos presidenciales y a quienes no se les ha criticado por tal acción. José González Torres dirigió al Partido del 21 de marzo de 1959 al 18 de noviembre de 1962, para posteriormente ser candidato presidencial electo en la XVII Convención Nacional del PAN para la elección federal de 1964, en la que obtuvo un millón 42 mil 396 votos equivalentes al 11.54%.

christlieb-ibarrola-adolfo-df-1964
Adolfo Christlieb Ibarrola

 Adolfo Christlieb Ibarrola, presidente nacional panista en esos comicios federales, señaló en el Informe que rindió al Consejo Nacional que reconocía el esfuerzo hecho por el candidato. Aunque no fue prolijo en adjetivos con González Torres –de hecho, eran adversarios debido a las posturas contrarias que sostenían respecto a dialogar o no con el gobierno federal–, Christlieb mostró respeto hacia su compañero de militancia.

            Un dato poco conocido es que en la Convención para elegir candidato presidencial compitieron precisamente José González Torres, ex presidente del Partido, en contra de Salvador Rosas Magallón, Salvador Nava Martínez y el presidente nacional, Adolfo Christlieb Ibarrola. En la crónica de esa reunión Gerardo Medina Valdés, director de La Nación, reseña algunos de los argumentos que se utilizaron para apoyar a los precandidatos, como el que recoge de Rafael Morelos Valdés quien señaló que “no es oportuno desplazarlo (a Christlieb) de la jefatura del Partido”. Tras una ronda de votación, Rosas Magallón declina participar en la segunda, la votación favorece a González Torres con 248 votos por 86 de Christlieb Ibarrola, pero no cumple con el requisito estatutario de que sean las dos terceras partes de la asamblea las que elijan al abanderado blanquiazul por lo que, pese a propuestas en el sentido de no seguir, se realiza una tercera ronda que confirma la candidatura de José González Torres con 302 votos por 32 de su adversario Adolfo Christlieb Ibarrola, presidente en funciones del Partido.

mensaje-rac-consejo-nacional
Ricardo Anaya

Con esto cuesta trabajo creer que ahora se critiquen las aspiraciones de Ricardo Anaya, pero no hay que perder de vista que en el grupo calderonista priva una gran cantidad de miembros de esta corriente que se ubican en lo que se conoce coloquialmente en el Partido como la RENATA (Reserva Nacional de Talentos), es decir en el desempleo o alejados de los puestos que permiten jugosos sueldos, prestaciones y privilegios.

Esos mismos militantes que firmaron la misiva en la que critican a Anaya, no han dicho nada de la manera en que Moreno Valle utiliza su cargo para promoverse y crear comités de apoyo, o de la organización de Margarita Zavala, quien cuenta con la operación de Felipe Calderón para granjearle adeptos cobrándose favores hechos en el sexenio pasado.

Que Anaya abusa del cargo, es cierto pero sus contrincantes en la competencia interna no pueden presumir que pueden arrojar la primera piedra.

Migajas

Ricardo Raphael, en su columna de El Universal, abona en el mismo sentido de este espacio con el agregado de mencionar que en otros países los presidentes de los partidos son candidatos naturales a las jefaturas de gobierno, como en España o Brasil.

Otra prueba de que la batalla por la candidatura es una a sangre y fuego, son los apuntes que Francisco Garfías da a conocer en su espacio de Excélsior, en particular el rompimiento entre Anaya y Moreno Valle.

Ricardo Alemán le pusó más presión a Ricardo Anaya al revelar los constantes viajes que realiza a Atlanta para ver a su familia, recalcando el costo que esto implica. Para militantes que dicen defender al Partido, la versión que corre es que el columnista está alineado con Margarita Zavala y eso explica los ataques.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s