Margarita, candidata

maxresdefault

La autobiografía de Margarita Zavala, como parte de la estrategia de promoción de la aspirante panista, nos muestra a una mujer esforzada por recorrer una carrera política, en paralelo con su papel de madre y esposa. No obstante, el libro Margarita, mi historia también revela algunos detalles que muestran una cuidadosa construcción de imagen para la futura candidata presidencial.

Mi historia

Redactado con cuidado y en un tono que busca, a la vez, ser fluido, pero ofreciendo una gran cantidad de detalles que le favorecen, Margarita Zavala de Calderón presentó este mes su autobiografía. Se trata de una edición que llama la atención por no presentar –ni en la página legal ni en el colofón– el tiraje de la misma, quizá se trate de un error o de un cálculo para que nadie saque cuentas del costo de la obra.

Sin duda, el texto busca la simpatía del lector al ofrecernos la historia de una mujer que se ha tenido que sobreponer a múltiples desavenencias, primero al lado de su esposo, para posteriormente volverlas a enfrentar en su propia carrera. El libro podría ser un interesante testimonio de alguien que tuvo la fortuna de ocupar un puesto de primera fila en momentos en que se tomaban algunas de las decisiones que afectaban al país –para bien o para mal–, o que conoció de primera mano las circunstancias que obligaban a tomar algunas medidas que tuvieron impacto en México.

portada-mzPero no, muchos de los momentos que narra en el libro los reduce a simples recuerdos agradables de su paso por Los Pinos o por el PAN, remarcando continuamente el tono positivo que impregna la obra. Del episodio de la Guardería ABC, ofrece su punto de vista aclarando –y dando a entender que comunicación social de la Presidencia no lo hizo correctamente– su parentesco con una de las socias de la guardería y sus esfuerzos para ayudar a los padres de las víctimas. “He tenido una vida íntegra, honesta, y lo digo al referirme tanto a lo público como a lo privado. Sin embargo, respecto de esa tragedia se hizo en mi contra una acusación de tráfico de influencias que soy incapaz de haber cometido”.

Pero también se encarga, aunque de manera breve, de mostrar algunos detalles negativos como una forma de compensar el tono positivo que inunda todas las páginas de libro. Por ejemplo, recuerda que Manuel Espino, presidente nacional del PAN en los meses en que Felipe Calderón fue candidato presidencial, “no nos quería”, así como que el staff de su esposo, como Presidente de México, le hizo la vida difícil.

También revela la frustración en ciertos momentos de su esposo y mandatario, como cuando cuenta que Calderón le confesó: “doy órdenes que no se cumplen, directrices que no se siguen”.

casaycm1

Una frase resume el por qué se redactó el libro y la primera parte de su estrategia rumbo al 2018: “voy a ser candidata a la Presidencia de la República y por eso quiero que me conozcan”. Por 230 pesos, y a la vista del contenido, nos puede resultar caro ese conocimiento.

Algo que salta luego de leer el libro – a propósito del párrafo anterior y que para muchos ha pasado desapercibido– tiene que ver con los recursos utilizados para la promoción de las aspiraciones de Margarita Zavala de Calderón. Tanto la organización que la ayuda a mantenerse en el escenario público –con oficinas en varias partes del país–, así como el equipo humano que la acompaña y trabaja para el objetivo mencionado, no se mantiene con simples buenos deseos, el dinero para que opere toda la estructura puede venir de donaciones, pero éstas no se han hecho públicas, al igual que los ingresos que obtiene por la venta de suvenires en sus locales o a través de Internet –plataforma que, por cierto, fue contratada con la empresa que está detrás de Mercado Libre–.

Otro punto negativo en este rubro –hasta el momento–, tiene que ver con que tampoco ha publicado su declaración 3 de 3.

Vientos de guerra azules

La división al interior del PAN, en parte por la candidatura presidencial de 2018, se recrudece. No sólo es la pelea entre los grupos que giran en torno a Felipe Calderón, Ricardo Anaya o Rafael Moreno Valle, sino también al interior de los mismos. Un artículo de Germán Martínez –muy cercano a Calderón desde los años 80–, publicado el pasado 23 de noviembre en el diario Reforma daba pistas al distanciamiento entre los dos expresidentes nacionales del Partido.

Martínez cuestionó en la parte final de su texto “¿Por qué el presidente Calderón recibió un diploma del presidente Peña?” Cercanos al autor del artículo aquí mencionado confirmaron que la relación entre ambos personajes se ha enfriado.

Así, no queda sino esperar que la “guerra civil” azul tenga nuevos episodios conforme se acerque el momento de la definición.

Migajas

Militantes panistas han recibido llamadas del número 5556641717, que corresponde a la empresa Mercaei. En la misma, se invita a asistir a eventos del PAN de la Ciudad de México, incluso ofreciendo dinero. Rastreando el número desde el que se realizan las llamadas, se pudo confirmar que Mercaei está detrás de este servicio. De acuerdo a su portal web, se especializa en “la investigación de opinión como una herramienta clave para engarzar los propósitos de cada líder con las expectativas, evaluaciones, percepciones y demandas de su público específico”. http://www.mercaei.com.

¿Cuánto gastará el panismo de la ciudad en este tipo de “esfuerzos”?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s