Así cierra el PAN el 2016

cen

Para Acción Nacional, 2016 fue un año en el que tuvo éxitos innegables en materia electoral, además de profundizar el enfrentamiento entre los grupos que se ubican alrededor de los aspirantes a la candidatura presidencial de 2018. La transformación que tuvo el partido tras su llegada al poder, ha dejado a un instituto político más centrado en temas relativos a las urnas que en la escuela de ciudadanía que soñaron sus fundadores.

Balance anual

Cualquier balance que se haga del PAN respecto a los 12 últimos meses, necesariamente debe pasar tanto por sus éxitos en las votaciones como por una evaluación de su vida interna.

En el terreno electoral, el blanquiazul cosechó importantes victorias en el año que concluye al haber recuperado con Javier Corral la gubernatura de Chihuahua, la de Aguascalientes con Martín Orozco y retener Puebla con Antonio Gali, además de ganar las de Veracruz, Tamaulipas y Durango, así como la de Quintana Roo gracias a la alianza con el PRD.

Pero estas victorias representan nuevos desafíos para el Partido, en la medida en que, por una parte, nace un nuevo polo de poder dentro del PAN –representado por los gobernadores– que incluso, como lo definió el de Querétaro, Francisco Domínguez Servien, pueden ser factor para definir al candidato presidencial y, por otro, hace presa fácil al partido del desgaste de gobierno en la medida en que no cumpla las expectativas generadas, en particular en las entidades en las que se obtuvo el triunfo con un discurso en contra de los excesos de los mandatarios salientes.

Veracruz, Chihuahua y Tamaulipas podrían pasar, en la línea de lo comentado en el párrafo anterior, de ser oportunidades para demostrar la capacidad panista para gobernar a una evidencia más de que los partidos políticos son parte del problema y ninguno cumple con las expectativas ciudadanas.

Si bien es temprano para evaluar a los mandatarios que ganaron las votaciones de 2016, no hay que perder de vista que en paralelo el PAN ya empieza a enfrentar problemas por las acusaciones en contra de mandatarios como Francisco Vega de Baja California o Miguel Márquez de Guanajuato.

Sin duda los gobernadores azules serán un factor importante, tanto por su número como por los apoyos que puedan dar a su organización, pero lo que falta por saber es si será de manera positiva o negativa.

pan-roto

En el terreno interno, la lucha que sostienen Margarita Zavala de Calderón, Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle es lo que ha marcado el derrotero azul en 2016. Las discusiones por los excesos del actual presidente nacional en el tema de los spots, las filtraciones de sus viajes, las demandas de piso parejo y las encuestas que muestran cada mes quien perdió terreno frente a sus oponentes, son el pan de cada día en este instituto político.

2017 no será la excepción y la lucha proseguirá por lo que veremos más filtraciones, discusiones, polémicas y encuestas que ayuden a ganar posiciones. Las negociaciones y acuerdos secretos también empezarán a cocinarse, siendo esto un factor que puede alterar el panorama que apreciamos en este tema.

Otros asuntos que deberían ser de interés del Partido y su militancia, pero que pasan a un segundo plano por las batallas electorales, son la depuración del padrón y la lucha anticorrupción.

En el primer caso, luego de un exitoso experimento en Guanajuato con los nuevos instrumentos de afiliación y credencialización, el tema perdió impulso y la comisión creada para alcanzar un listado de miembros sin los vicios que lo afectaron, perdió impulso y no se han definido fechas para continuar con el trabajo. Las dudas en cuanto a qué tantos panistas han sido colocados en el padrón por los grupos que dominan las estructuras estatales, con fines meramente electorales, así como los militantes que realmente pueden hacer trabajo a favor del blanquiazul persisten y no se ve en el corto plazo las medidas para corregir esto, pese a las promesas de que la depuración estaría lista antes de la elección interna del candidato presidencial.

En cuanto a la lucha anticorrupción, la comisión encabezada por Luis Felipe Bravo Mena continúa con limitantes que no le permiten avanzar en su cometido. Con poco personal y una abundancia de expedientes que amenaza con crecer, es la fecha en que –fuera del caso de Guillermo Padrés– no ha abordado ningún tema sensible para el partido o realizado alguna acción que permita mejorar la imagen del panismo en este ámbito.

Muchas son las tareas pendientes en este campo, pero lo electoral no deja lugar a temas más importantes.

pan4-770x446-696x403

Migajas

Ricardo Alemán, en Milenio Diario, continúa revelando los excesos de Ricardo Anaya tanto en sus viajes a Estados Unidos, como negocios hechos en Querétaro. Pese a lo que digan los panistas afines al presidente nacional del Partido, se está formando un grueso expediente en contra del dirigente nacional azul.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s