El PAN y el Pacto por México

adendum-al-pacto-por-mexico

En el contexto de las protestas por el alza del precio de la gasolina, conviene revisar algunos de los factores que contribuyeron a que llegáramos a esta situación, en particular lo que se acordó en el marco del Pacto por México en el cual el PAN –materia de esta columna– jugó un papel destacado de la mano de la dirigencia, en ese entonces, de Gustavo Madero.

Pactos y acuerdos

El Pacto por México fue el principal acuerdo que el gobierno de Enrique Peña Nieto promovió con los tres principales partidos políticos del país para sacar adelante una serie de reformas, las llamadas estructurales, que buscaban resolver algunos de los principales problemas nacionales.

            El hecho de que se diera inmediatamente después de la toma de posesión, fue interpretado como un éxito por la cantidad de reformas acordadas y por la participación de las principales fuerzas políticas, algo que no tenía precedentes en la historia moderna de la nación.

            Pero la realidad se impuso y la administración de Peña Nieto se quedaría con este éxito como el único que podría presumir. Por su parte los partidos políticos de oposición pasaron de presumir el mecanismo de negociación a acusarse de ser cómplices de un mandatario en el tobogán del descrédito y a quien se culpa de la mala situación por la que ahora atraviesa México.

            Para el PAN ha llegado el momento de rendir cuentas respecto a su participación, en particular por los compromisos asumidos. El PAN presumió qué de los compromisos acordados en el Pacto, 91 tenían origen en propuestas azules, en tanto que 83 venían del bando perredista y 75 del priísta.

            El documento –para tratar de aportar elementos al momento que vivimos con la liberalización del precio de las gasolinas–, explicaba que “se intensificará la competencia económica en todos los sectores de la economía, con especial énfasis en sectores estratégicos como telecomunicaciones, transporte, servicios financieros y energía (subrayado nuestro)”. En dicho contexto, se propuso –como compromiso número 73–, un “revisión integral a la política de subsidios y a los regímenes especiales, para establecer un sistema eficaz, transparente y progresivo”, ya que –de acuerdo al razonamiento presentado–, “existen subsidios que tienen resultados regresivos pues asignan mayores recursos a las personas que más tienen. Tan sólo el 13% del gasto público en desarrollo humano llega al 20% de la población con menos ingreso, mientras que 32% beneficia al 20% de la población más rica. Algunos ejemplos de estos subsidios se encuentran en el sector energético y en el campo. No se entregarán más subsidios a la población de altos ingresos”.

firma-del-adndum-pacto-por-mxico_8719213110_o

            Es por lo anterior que se propuso gradualmente eliminar los subsidios que se otorgaban. En un artículo publicado por el actual secretario de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano Alamán –el cual pueden leer aquí–, los subsidios a la gasolina representaron una pérdida en 2012 de 222 mil millones de pesos, lo que representa 3% del Producto Interno Bruto del país. En el mensaje que dio Peña Nieto el pasado 5 de enero, acusó a las dos administraciones anteriores –las dos panistas– de haber gastado un billón de pesos en mantener un precio artificial del combustible.

            Ante esta embestida, el PAN ha preferido el silencio. Felipe Calderón no ha comentado nada en redes sociales –uno de sus espacios favoritos para opinar–, en tanto que Ricardo Anaya sostuvo en Twitter que la culpa es de la Reforma Hacendaria que impulso el PRI, aunque poco aclara acerca de que su partido firmó el compromiso de eliminar subsidios en materia de energía como parte de los compromisos del Pacto.

            Así, poco se puede comprender el porqué de este tipo de conductas, a menos que se trate de amnesia selectiva porque saben que en las próximas elecciones este tema se podrá utilizar para atacar a sus candidatos, por lo que es mejor callar para que el costo siga corriendo a cargo del actual gobierno federal, el cual se ha convertido en la piñata favorita de las redes sociales.

            Por lo demás, el PAN haría bien en explicar cómo y por qué apoyó un acuerdo que ha tenido resultados tan cuestionables como los que tenemos en materia de gasolina y cuál es la razón por la que hasta ahora proponen reducir en 50% el IEPS –que es un factor que explica el costo actual de las gasolinas–, cuando en la pasada aprobación del presupuesto lo pudieron hacer en alianza con otros partidos o, al menos, hacer público su rechazo y advertir las consecuencias.

Migajas

La directora del semanario Zeta, Adriana Navarro Bello, arremetió en el portal Sin Embargo en contra de Ricardo Anaya por su doble discurso: por un lado, fustigar a los gobernadores corruptos del PRI y, por otro, tapar las mismas acciones de los panistas como el de Baja California, Francisco Kiko Vega. Puede leer el texto aquí.

            Bibiana Belssaso le hizo una entrevista a Josefina Vázquez Mota, en la que hay que destacar su afirmación de que “fue un error pensar que te dará el tiempo de reconciliar a los grupos, a los equipos. Yo aprendí en esa elección que tomarte una foto con quien habías contendido, simple y sencillamente no significaba ni que te iba a acompañar ni que iba a estar contigo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s