Panistas indignados por el matrimonio igualitario

matrimonio-igualitario

Hay temas que al interior del Partido Acción Nacional llevan a la polarización, aunque después no sean lo suficientemente debatidos para definir una postura institucional. La lucha a favor de la vida –como la han nombrado sus promotores– es una de ellas, pero seguida muy de cerca por aquellas reivindicaciones que busca hacer realidad la comunidad homosexual, asuntos que hacen que al interior del partido crezca el enfrentamiento no obstante sea a puerta cerrada.

Agenda oculta

Para el panismo, procesar ciertos temas es complicado. Acerca del aborto, aunque en sus principios defienden la vida por lo que se oponen a esta práctica, sus gobiernos no cuentan con legislaciones homogéneas que ofrezcan a las mujeres opciones no sólo en casos de adopción, sino en contra de aquellas empresas que las despiden por estar embarazadas o de las familias que las echan de sus hogares.

            Algunas entidades gobernadas por panistas mantienen la criminalización del aborto, pese a que hay voces de militantes que piden que se elimine esto de los códigos penales. Ante esto, resulta evidente que el discurso de la izquierda respecto al derecho a abortar pueda resultar más atractivo para mujeres que se ven ante la disyuntiva de tener o no un hijo. Ni hablar de campañas de educación o concientización que haya organizado el partido, pues han sido escasas.

            Respecto a la homosexualidad, el panismo no los reconoce como una parte de la sociedad, incluso llegando a ser un tema tabú al interior del blanquiazul, pese a que en corto algunos militantes reconocen que tienen una preferencia sexual distinta a la de sus demás compañeros de partido.

            Hay quien no desea hablar abiertamente del asunto por el rechazo que generará en ese sector del panismo, combativo y ultraconservador, en parte por no enfrentarlo y, en parte, por no poner en riesgo una futura candidatura o posición dentro del mismo partido.

            Una muestra de esta situación la encontramos en la aprobación en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, el pasado 10 de enero, respecto a la iniciativa para permitir los matrimonios igualitarios o también conocidos como entre personas del mismo sexo.

            De la bancada panista, ocho legisladores votaron a favor y tres en contra. Pocos días después, desde la plataforma Citizengo, se lanzó una campaña en la que se reclama a estos diputados locales por haber participado en la aprobación de la iniciativa.

            Si bien se vale disentir por las decisiones tomadas, la manera en que se presentan los reclamos y el lenguaje utilizado dan idea de cómo ven el mundo sus promotores. De inicio, el mensaje comienza de esta manera (subrayado nuestro): “Indignante, Como sabrás, el pasado 10 de enero el mal llamado ‘matrimonio’ igualitario fue aprobado en la Constitución de CDMX. Apoyaron 8 diputados del PAN. ¿Qué les pasa? Estos son los 8 diputados panistas de la vergüenza”, para dar a conocer sus nombres a continuación.

            Pero lo anterior es parte de una molestia que va creciendo, pues además de exhibir a quienes apoyaron la iniciativa del “gaymonio”, como se señala en el mensaje, se piden no sólo explicaciones sino sanciones, ya que “es evidente que matrimonializar (sic) las uniones homosexuales y petrificarlo en una Carta Magna no es acorde con la Ley Natural. Pero además, tampoco es acorde a su electorado, mucho del cual marchó recientemente en defensa del matrimonio y la familia…”.

matrimoniogay_1

            Los promotores de esta queja se lanzan también en contra de Teresa Gómez Mont, quien en tribuna aseguró que “muchos de los simpatizantes y gente que vota mayoritariamente por el PAN pertenecen a estos sectores”, lo cual es irrelevante –según se desprende de la lectura de la protesta–, pues es más importante el sector familiar en la óptica de quienes se oponen a la medida aprobada.

            La plataforma Citizengo, en la réplica que hacen a lo votado en la Asamblea de la Ciudad de México, invitan a otros militantes y simpatizantes a sumarse a la iniciativa, incluso con el envío de mensajes al presidente del Partido y a la Comisión de Orden, “Estamos escribiendo al presidente del PAN, Ricardo Anaya, y al Comité (SIC) de Orden del PAN para que nos den explicaciones. ¿Qué les estamos diciendo? ‘Si esta es la línea que van a seguir a nivel nacional, rogamos nos mantenga informados. Si no es así, le pediría la oportuna reprimenda y eventual sanción a los diputados que han preferido ser ‘leales’ a los colectivos homosexualistas (SIC) antes que a los familiares”.

            Es evidente, qué ante temas como la participación en el Pacto por México, agendas legislativas o investigaciones por corrupción, esta clase de militantes no se encuentran tan preocupados como en esta ocasión, lo cual ha hecho que más de un ciudadano piense que el PAN es un partido de “mochos” antes que de políticos interesados en resolver los problemas del país.

 

Migajas

Si quiere conocer la iniciativa en Citizengo, puede hacerlo en esta liga.

            El columnista de Excélsior, Enrique Aranda, hace una reflexión de lo que sucede con la bancada del PAN en la Asamblea Constituyente de la CDMX, en el marco de la aprobación aquí comentada, vale la pena leerla para entender cómo se maneja el Partido en ese tipo de temas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s