Rounds azules por el 2018

man-1675685_1280

La batalla al interior de Acción Nacional de cara a la elección presidencial del 2018 está a todo vapor. No se trata de una pelea abierta, con público y a la vista de todos, sino que es de manera similar al ajedrez, en la cual cada participante mueve sus piezas y trata de afectar a los adversarios internos. Lo único que se puede apreciar de esta lucha, son las reacciones que se están dando en el tablero electoral azul.

 

Pelea entre tres

No es una exageración afirmar que el PAN puede pagar un costo muy alto en 2018 de seguir la batalla por la candidatura presidencial. En anteriores ocasiones, hemos revisado el tema de la imagen del Partido y la preocupación de militantes por la manera en como se ve afectada por las disputas internas en busca de una candidatura.

En el Estado de México se está viviendo una situación de esta naturaleza con motivo de la postulación del candidato a gobernador. Lo que se ha visto es a una fuerza política enfrentada internamente y que siembra su propia derrota. Los recursos de impugnación en contra del proceso de designación, a la par de las expresiones de militantes que se quejan de la manera en que se ignora a los afiliados en este proceso, son una muestra de la manera en que se puede llegar a hacer a un lado las convicciones por el tema electoral.

Pero también en este escenario juegan los aspirantes a la candidatura presidencial, pues éstos intervienen para que uno de sus aliados locales quede en la posición para más adelante cobrarse el favor del apoyo recibido. Los movimientos de estas piezas se hacen a manera de estrategia, para contar con más fichas para seguir en el juego.

Otra parte visible de esto, la tenemos en las versiones de prensa que se difunden acerca de lo que sucede al interior del partido. En muchas ocasiones, se trata de historias que tienen como fuente a alguna de las partes, por lo que se puede descubrir fácilmente el objetivo que se busca.

La colección de estas versiones –o trascendidos, si gustan–, nos permite apreciar la magnitud de la lucha que se está dando tras bambalinas azules. Así, conocemos que se busca arrinconar a Rafael Moreno Valle para que no crezca en las intenciones de voto, a la vez que se menciona que Ricardo Anaya ya tiene agenda para anunciar el arranque formal –porque lo que ha hecho no lo consideran de esa manera–, en la búsqueda de representar al Partido en las elecciones del año entrante.

De igual manera, se filtran datos que muestran que la simpatía ciudadana por Margarita Zavala se está reduciendo, a la par del regreso de Felipe Calderón a las reuniones partidistas en las que se toman decisiones.

Todo esto no hace sino reflejar que la batalla al interior del blanquiazul apenas comienza y que se buscará derrotar a los adversarios –o al menos debilitarlos– antes de que comience el proceso interno para elegir al candidato presidencial, el cual debe comenzar en noviembre de este año, luego de que se procesen los resultados de los comicios en los que se renueven las gubernaturas de Coahuila, Nayarit y el Estado de México.

Los siguientes episodios de esta pelea interna, pasan por las campañas electorales de este año, en las cuales se buscará hacer público el apoyo y la presencia de los aspirantes azules a los respectivos candidatos, lo que también motivará nuevas versiones que se darán a conocer a través de los medios y las redes sociales.

person-695656_1280

La manera en que este tema se está manejando por parte de los panistas, nos da una idea de cómo han variado los asuntos de importancia de los propios militantes, pues de ser un partido que buscaba proyectar una imagen con base en sus principios se ha pasado a dar la impresión de ser una fuerza política centrada en lo electoral, sin importar algo más.

Pero lo que no se ha tomado en cuenta es el efecto que estas acciones tendrán en el futuro del partido. El Estado de México es un buen ejemplo de lo que podría ocurrir si se participa en una elección con la militancia dividida luego de un proceso que enfrentó a los aspirantes.

Cabe recordar que Margarita Zavala ya advirtió que participará como candidata en el 2018, aún sin el apoyo de su partido. Moreno Valle también ha analizado esta vía, lo que provocaría que el panismo no tuviera posibilidades de ganar la elección, como hoy presumen sus dirigentes.

El problema es que en el panismo no se aprende de las lecciones pasadas, y todo por la ambición que se ha apoderado de buena parte de la militancia.

 

Migajas

Interesante artículo de Diego Petersen sobre lo que está sucediendo con la precandidatura de Margarita Zavala. En resumen, el articulista asegura que se empezó a marchitar.

Mal comienza la campaña de Josefina Vázquez Mota si en las entrevistas de prensa que ha dado, tiene que aclarar que no es el plan B del PAN o que llega a la posición gracias a un oscuro padrino que la impulsó.

Francisco Garfías, en Excélsior, hace eco de una nueva versión del equipo de Margarita Zavala en contra de Ricardo Anaya, en la que se asegura que no actúa como presidente del Partido sino como candidato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s