Porque perdió Josefina

JVM-2-1080x675

Más que una derrota del PAN, esta circunstancia debe achacársele directamente a la propia candidata, quien ha demostrado luego de dos elecciones que lo suyo no es competir electoralmente. Pero también hay que mencionar que el resultado electoral del pasado 4 de junio tuvo impacto en los aspirantes de la candidatura presidencial, principalmente en el actual dirigente Ricardo Anaya.

Las razones

En primer término, tenemos que una cosa es ser conocida y otra que la gente vaya a votar por una candidatura. Las experiencias de Delfina Gómez y Juan Zepeda demostraron que, sin ser conocidos ampliamente entre la ciudadanía, con una buena estructura y novedosas propuestas podrían avanzar en la competencia electoral y reunir una cantidad de votos suficientes para hacerse competitivos.

El caso Josefina Vázquez Mota ejemplifica un error estratégico que se cometió. Para su designación se utilizaron encuestas que indicaban que era la más conocida entre los aspirantes mencionados hasta ese momento, pero no se contestó la pregunta más importante, que era la de si ese conocimiento se iba a traducir en votos, lo cual después de la campaña se vio que no fue así.

Otro factor relacionado con anterior, fue el hecho de que al ser designada se alejó a la militancia en la campaña; para muchos miembros del partido el candidato idóneo era José Luis Durán Reveles, quien junto con otros cinco militantes se inscribió en el proceso interno de elección para que fueran hechos a un lado en favor de Josefina Vázquez Mota, quien desde el principio fue acusada de no tener arraigo en la entidad, no conocerla y, sobre todo, de no ser cercana a la militancia del blanquiazul.

Si a lo anterior sumamos el hecho de que se desarrolló una campaña similar a la del 2012, con el mismo equipo –incluso con su hija como operadora principal–, con la soberbia que no permitió que otros militantes pudieran apoyar, en la que no se escucharon consejos y en la cual, además, hubo división interna en el equipo de campaña con muchos generales, pocos soldados y personal improvisado, nos damos cuenta de que era una combinación que auguraba más un desastre qué un triunfo.

La campaña estuvo mal diseñada desde el inicio; el hecho de que empezara golpeando a Delfina Gómez para, en el segundo debate, enfocarse en contra de Del Mazo, demuestra que la planeación fue inadecuada y que no se plantearon acertadamente los objetivos; asimismo, el mensaje quiso girar en torno a la palabra “cambio”, lo cual recuerda la campaña 2012 en la cual se inició con el lema “diferente”. Cuando el error fue entendido, hace 5 años, se modificó la propaganda, algo similar sucedió en esta ocasión y se repitió el fenómeno mediante el cual los votantes empezaron a retirarle su apoyo –como las encuestas mostraron– a lo largo de la campaña.

jvm-1080x675.jpg

Otro elemento a considerar, es que la derrota de Josefina Vázquez Mota, en el escenario de la elección del candidato presidencial del partido, representa un golpe a las aspiraciones de Ricardo Anaya de cara al 2018.

No es un secreto que la lucha por la candidatura presidencial del PAN se desarrolla desde el año pasado y tanto Margarita Zavala como como Rafael Moreno Valle apostaban más a una derrota de Anaya, por lo cual no iban a permitirle alzarse con una victoria en el Estado de México.

Pese a la asistencia actos de campaña de Margarita Zavala y Felipe Calderón –que robaron cámara en ocasiones–, esto no ayudó a Josefina y Rafael Moreno Valle prácticamente no se paró en el Estado de México; la estructura panista no apoyó y, según han confiado fuentes cercanas al equipo de campaña, no hubo los recursos suficientes, mucho menos asesoría para que Josefina Vázquez Mota pudiera enderezar la nave y mejorar sus posiciones en las encuestas.

Como candidata, Vázquez Mota ha demostrado que no cuentan ni con la intención ni los deseos para ganar, pues se trata de una persona que piensa que todo se le tiene que dar; no ha ganado una votación y su llegada al Senado en 2018 –como se ha rumorado–, será como plurinominal, como ha sido su presencia en la Cámara de Diputados, lo cual representa una mala inversión para Acción Nacional, partido que le ha dado todo recibiendo muy poco cambio.

El hecho de iniciar una campaña electoral, de acuerdo a las encuestas, peleando el primer lugar y acabar en el cuarto –similar lo que sucedió en 2012–, nos habla de alguien que no está hecho para la competencia electoral, pese a los intentos de presentarla como alguien competitivo en este ámbito.

Pero entre los militantes, la derrota en la entidad no fue tanto por la candidata, sino por el trabajo en contra de Ulises Ramírez, quien no estuvo conforme con la designación de la excandidata presidencial, tema que ampliaremos en la siguiente entrega.

UlisesRamirez copia.jpg

Migajas

Duro artículo de Margarita Zavala luego de conocerse lo sucedido en las elecciones estatales. La lucha por la candidatura presidencial entra a una nueva fase, en la que se busca acelerar la elección del candidato presidencial, como escribió la aspirante en El Universal.

            Quien hace eco de las crítica en contra de Anaya, es Alejandro Cacho en El Heraldo de México. En su columna, califica al dirigente nacional de traidor y de no apoyar la campaña en el Estado de México, algo en lo que coincide con Zavala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s