El factor interno en la derrota del Edomex

rac-prinicipal-edomex-naucalpan-1080x675

Si bien para muchos analistas, la principal causa que explica la derrota del PAN en el Estado de México en las pasadas elecciones del 4 de junio es la postulación de Josefina Vázquez Mota, para militantes panistas es otra la lectura. Se trata de una explicación que se centra en lo que dejó de hacer el partido y uno de sus principales liderazgos en la entidad, lo que se enmarcaría como parte de la lucha por la candidatura presidencial que ya ha enfrentado a los grupos azules que buscan ganarla por cualquier medio.

Fuego amigo

La pasada elección a gobernador en el Estado de México, representó un duro revés para Acción Nacional. La votación obtenida por la candidata que compitió este año, en términos porcentuales, quedó muy cerca de lo obtenido por Luis Felipe Bravo Mena, abanderado panista hace 6 años, ya que el pasado 4 de junio se obtuvieron 11.29% de los sufragios, de acuerdo al PREP, por 12.28% de Bravo Mena.

            Es decir, a reserva de que se den a conocer resultados oficiales, Josefina Vázquez Mota obtendría 654 mil 681votos, en comparación con los 598 mil 45 que alcanzó el también expresidente nacional del PAN, sobre lo cual se tiene que considerar que en esta ocasión se dio en el marco de una mayor participación ciudadana y con el crecimiento natural del padrón electoral.

            Se trata de una derrota no sólo dolorosa para el panismo, sino que pone en el centro de la crítica a la propia candidata que acabó en el cuarto lugar, luego de que en la elección presidencial de 2012 terminó en la tercera posición.

            Es por lo anterior que, para muchos analistas y columnistas, la explicación de la debacle azul en tierras mexiquenses se debe a una mala candidatura, que careció del arraigo entre la militancia y que, además, desarrolló una pésima estrategia de campaña, como hemos relatado en este espacio.

            Pero para militantes panistas, la explicación de la derrota no es por culpa de Vázquez Mota, sino que se trató de un factor interno que no trabajó para que la campaña pudiera alcanzar sus objetivos. Es más, directamente le ponen nombre a quien contribuyó al mal resultado: Ulises Ramírez.

MorenoValle-y-JVM.jpg

            Este columnista platicó con Ernesto Ruffo Appel, senador y responsable del proceso de reingeniería del padrón de militantes, y con Javier Paz Zarza, exdiputado y con más de 4 décadas de militancia, quienes coincidieron en señalar directamente al también expresidente municipal de Tlalnepantla como responsable de que la estructura estatal no trabajara a favor de Josefina Vázquez Mota.

            “En el Estado de México, nos pesó demasiado el asunto interno de las propias estructuras panistas en la entidad, porque venimos de una situación interna difícil con Ulises Ramírez, que estaba de presidente del estatal con una raigambre de asuntos particulares de él, y apenas logramos que haya una nueva directiva que representa algo difícil para Víctor Hugo Sondón, quien tiene que rearmar en el estado. Esto es lamentable pues con una candidata bien posicionada al arranque, no tuvo apoyo en tierra, hizo todo el esfuerzo en espectaculares, en sus eventos, pero cuando me encaminaba dentro de los fraccionamientos no veía su presencia, lo cual preocupó y lo comenté, me di cuenta que la estructura interna fue insuficiente, lo cual explica en una mayor parte el resultado”, compartió a este espacio Ruffo Appel.

En virtud de lo anterior, agregó el exgobernador de Baja California, “una gran parte del electorado de Josefina, al ver que no estaba presente, se fue por otra opción, dividiéndose entre Morena y el PRI. Se nos escapó ese voto”.

image-1-1080x675.jpg

“Lamentablemente, el presidente estatal y jefe de la campaña puso como operadores a gente de Ulises Ramírez, por ejemplo, su suplente cuando fue diputado federal Raymundo Corroviñas, quien ahora es diputado local, fue el coordinador jurídico y dejo más del 60% de las casillas sin representante; el que coordinó la campaña operativa en publicidad, Anuar Azar, es operador de Ulises en Tlalnepantla; quien operó la vinculación con la sociedad es Claudia Sánchez, es hermana del expresidente estatal Óscar Sánchez, quien se caracterizó por su admiración a Hitler, y brazo derecho de Ramírez. Pareciera que hubo la decisión cupular de cruzarse de brazos y dejar pasar, pese a la historia de lucha del PAN”, apuntó por su parte Javier Paz Zarza.

No es un secreto que al interior del PAN se debate tanto la existencia de grupos que controlan las estructuras estatales, como la presencia de liderazgos que promueven esta división hacia el interior del partido. Ulises Ramírez ha sido señalado en distintas ocasiones como un factor negativo para el panismo, el cual a la hora de elecciones internas o eventos que necesitan presumir con una alta asistencia termina pidiéndole ayuda.

La onda grupera, así, regresa a la mesa de debate panista, aunque no sea para resolver el tema, sino para justificar un mal resultado en las urnas.

MORENO VALLE
Imagen cortesía El Universal.

Migajas

Ernesto cordero no perdió oportunidad para lanzarse en contra de Ricardo Anaya, como parte de la ofensiva calderonista para ayudar a Margarita Zavala.

Víctor Sánchez Baños también apunta hacia el cacique panista del Estado de México como causa de la derrota de Josefina Vázquez Mota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s